Mundo

Jair Bolsonaro, candidato a presidente de Brasil, es apuñalado en campaña

Recibió una puñalada en el abdomen cuando era llevado en andas por sus seguidores. El autor del ataque fue detenido y la policía intenta esclarecer los motivos. La clase política condenó la violencia.

El candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, fue apuñalado en el abdomen durante un acto de campaña el jueves y su estado es grave, dijeron su hijo y una portavoz del hospital donde fue operado.

Su hijo Flavio destacó en su cuenta de Twitter que lamentablemente fue más serio de lo que esperábamos. “La perforación alcanzó parte de su hígado, pulmón e intestino”, escribió. “Perdió mucha sangre, llegó al hospital casi muerto. Parece haberse estabilizado ahora. ¡Por favor, oren por él!”, añadió.

El compañero de fórmula de Bolsonaro, el general Antonio Hamilton Mourão, dijo a Reuters por teléfono que su condición era estable aunque aún preocupante. “Él fue sometido a una cirugía, que fue exitosa y está mejorando”, agregó

El sospechoso, identificado como Adélio Bispo de Oliveira, fue militante del partido de izquierda PSOL de 2007 a 2014, confirmó a la AFP el Tribunal Superior Electoral (TSE). Al ser detenido, dijo que estaba “cumpliendo una misión divina”.

En el momento de su arresto, De Oliveira presentó un aspecto de un problema sicológico, e incluso llegó a decir, según testimonios que presenciaron los hechos, que la tarea era una misión divina.

Bolsonaro gritó de dolor tras el ataque y cayó hacia atrás, en brazos de quienes lo rodeaban. A la multitud le tomó unos momentos darse cuenta de lo que había ocurrido antes de sacarlo rápidamente del lugar.

El candidato, que ha trabajado durante casi tres décadas en el Congreso, constantemente dice que la policía brasileña debe matar a presuntos narcotraficantes y otros delincuentes. Ha elogiado abiertamente la dictadura militar de Brasil y en el pasado declaró que esta debería haber asesinado a más personas.

Enfrenta un juicio por un discurso que los fiscales consideran que incita al odio y la violación.

Las reacciones condenando el hecho surgieron inmediatamente, con Fernando Haddad, quien probablemente será el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores, calificando el ataque como una vergüenza y un horror. El rival de izquierda Ciro Gomes expresó en Twitter su indignación por la violencia política. Reuters-EFE-AFP

Dejá tu comentario