Sucesos

Irracional pelea de barrabravas se cobró ya cinco vidas en el año

Los desmanes entre delincuentes disfrazados de hinchas deportivos se dan incluso horas antes del inicio de los encuentros de fútbol. Las drogas y el alcohol juegan un papel preponderante.

Con la muerte de Matías Adrián Cuevas, de 23 años, hincha del Sportivo Luqueño, asesinado a balazos en la madrugada del martes pasado por parte de barras del club Olimpia, del sector Ultrasur, ya son cinco las víctimas en lo que va del año, como resultado de la cobarde y absurda lucha por ganar territorio, a ello se suma el conflicto por el tráfico de drogas.

Cuatro de los decesos fueron en forma directa durante enfrentamientos y uno tras una escaramuza y corrida que finalizó en un accidente de tránsito fatal.

Según el jefe del Departamento de Eventos Especiales y Deportivos, comisario principal Eliseo Gaona, los hechos son a consecuencia principalmente del tráfico de drogas en que están inmersas la mayoría de las barras organizadas de los clubes deportivos, principalmente los más numerosos como de Cerro Porteño, Olimpia y Sportivo Luqueño.

DETENIDO. En este último caso, ayer se dio detenido Luis Alberto Vergara Ágüelo, como supuesto autor de los disparos contra el hincha luqueño Matías Adrián Cuevas.

El primero de los casos ocurrió el 19 de mayo pasado en las cercanías del club Sol de América en Villa Elisa, sobre la avenida Von Polesky, casi Colombia, cuando una pelea entre los sectores de Comando y La Plaza, de Cerro Porteño, terminó con la muerte de Matías Sebastián Ortellado Mendoza (23), quien recibió tres impactos de bala, mientras que Ricardo Ojeda Garcete fue herido.

El 30 de agosto pasado, antes de la final del Futsal FIFA en la Secretaría Nacional de Deportes, entre Olimpia y Cerro Porteño, un hincha del decano murió tras recibir un balazo en una pelea dentro de la cancha que posteriormente siguió dentro del predio, donde hubo una balacera.

Resultó muerto Denis Saúl Carmona de 28 años, quien recibió un disparo en la axila.

Tras el mencionado hecho, fueron detenidas más de 200 personas, que en su mayoría fueron a la cárcel con prisión preventiva.

El domingo último en Ypané, mataron a Julio César Franco Ramírez, de 26 años, quien acusó una estocada en el abdomen. El hombre era cerrista. Dos hombres fueron detenidos a raíz de este crimen, Francisco Abraham López Amarilla y Martín Osvaldo González, quienes fueron identificados por testigos. Uno de ellos adujo que la víctima intentó asaltarle.

Por último, Jesús Alberto Monín Silva (22), murió arrollado por una camioneta, que no detuvo la marcha, el 19 de abril, en Estados Unidos y 8ª Proyectada, cuando corría de una pelea entre hinchas de Cerro Porteño.


Nueva ley pretende más penas
En Paraguay rige actualmente la Ley Contra la Violencia en los Estadios Deportivos, una norma aprobada en 2016, que prohíbe el ingreso a estos escenarios bajo los efectos del alcohol y los estupefacientes, así como portar armas o petardos. Sin embargo, llevar armas de fuego o elementos cortantes está sancionado con penas de apenas entre cuatro y ocho meses de prisión y con una prohibición de entrada al estadio por un periodo máximo de un año.
Ahora las penas serán las extensas.
Se estudia revisar el apartado de sanciones para incorporar algunos delitos que no se encuentran tipificados en la anterior normativa.
En materia punitiva, la Asociación Paraguaya de Fútbol estudia incluir nuevos mecanismos que permitan aplicar sanciones administrativas a los equipos y a los dirigentes cuando no cumplan con la ley.
Para evitar éstos desmanes, los clubes, deben identificar y expulsar a los delincuentes que se mimetizan entre las hinchadas.

Dejá tu comentario