16 abr. 2024

IPS: Seguimos esperando respuestas de las autoridades

Mientras continúan sumando las denuncias y los reclamos por la deficiente atención a los asegurados del Instituto de Previsión Social (IPS), las autoridades hasta el momento no están acertando en encontrar las soluciones que ofrezcan alivio a los miles de asegurados. Uno de los reclamos que aparece a diario es el de la falta de insumos. Y a pesar de la millonaria asignación para el rubro, la previsional acumula deudas con los proveedores y, al mismo tiempo, en las farmacias faltan medicamentos básicos. Urgen las respuestas.

Los padecimientos, el maltrato y la humillación que soportan los asegurados del Instituto de Previsión Social son ya al parecer una situación normalizada o, al menos, es lo que se puede concluir por las justificaciones que ofrecen los funcionarios y las autoridades de esta institución.

Nada, al parecer, les conmueve ni apremia. Ni siquiera las historias de asegurados y jubilados del IPS a quienes la incompetencia e indiferencia dejan desamparados.

ÚH rescató recientemente el testimonio de un jubilado, Roberto Alarcón, quien desde hace cinco meses está esperando un turno para operarse con urgencia.

El hombre comentó que hizo todos sus análisis en el hospital de la previsional, pues debía someterse a una cirugía de retina del ojo izquierdo, pero el procedimiento fue cancelado por la falta de insumos. Ante esta dificultad, acudió a la Fundación Visión, donde el diagnóstico fue categórico: Su cuadro es crónico y debe someterse a la cirugía cuanto antes, de lo contrario perdería la vista. A Roberto Alarcón, quien aportó al IPS durante tres décadas, le dicen que espere hasta el 2024.

Frente a los numerosos reclamos, el presidente del IPS, Jorge Brítez, explicó que están trabajando con el Ministerio de Salud y prestando medicamentos para paliar el actual déficit hasta que las licitaciones estén en curso. Sin embargo, estima que en tres meses podrían estar en condiciones para responder con las necesidades de medicamentos e insumos que están faltando.

Ninguna autoridad responde; no obstante, concretamente sobre las irremediables secuelas en la salud de los asegurados ni en la manera en que se podrían compensar, de cierta manera, la angustia y las humillaciones por las que deben atravesar.

El largo historial de deficiencias del Instituto de Previsión Social incluyen un deficiente sistema de atención en agendamientos y falta de medicamentos, pero, al mismo tiempo, enfrenta graves denuncias de presunta corrupción en la ejecución de obras, compra de medicamentos, bienes y servicios, tal como lo detalla la auditoría financiera y de cumplimiento practicados a la entidad que halló prácticas irregulares en el ejercicio fiscal 2022. Diferencias entre la ejecución de obras y la desaparición de equipos e insumos que se estiman en miles de millones.

La administración del anterior titular, Bataglia, tiene más de 1 billón de guaraníes en gastos sin documentos respaldatorios, según la Contraloría General de la República.

Y, como si la corruptela, la mala gestión y las humillaciones y el maltrato a los aportantes no fueran suficientes, recientemente un asegurado denunció un pedido de coima para acelerar una intervención quirúrgica. La solicitud de coima llegaba a través de WhatsApp e incluso emitía un recibo por el monto solicitado, según las pruebas acercadas a la Gerencia de Salud. La persona afectada requiere una cirugía en la nariz para poder respirar y hablar mejor y ante el llamativo pedido se comunicó al call center para preguntar si debía pagar por el servicio. Ahí le respondieron que no era necesario, pero después de hacer la denuncia ya no le solicitaron el monto y le agendaron recién para finales de noviembre.

Los asegurados y sus familias, así como los jubilados tienen derecho a recibir un mejor servicio, sin embargo, el IPS es presa de la angurria de los politiqueros y el manejo clientelista y prebendario que mal utiliza los recursos a favor de los amigos del partido y los familiares.

Mientras se van acumulando reclamos y denuncias urge que las autoridades encuentren la solución más rápida y eficaz. ¿Hasta cuándo, doctor Brítez?

Más contenido de esta sección
Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.
Las reguladas del servicio del transporte público forman parte ya de la realidad cotidiana para los pobladores de la capital, su área metropolitana y el Departamento Central. El mal servicio, no obstante, afecta a todas las ciudades y localidades del Paraguay. Este, además de la salud pública, es el servicio más ineficiente que debe padecer la ciudadanía. Las humillaciones que a diario soportan los usuarios son inaceptables. Un transporte público seguro y cómodo es un derecho que tienen los paraguayos y significa calidad de vida.