Sucesos

Investigan brutal agresión a un niño de 4 años en el Este

 

Un niño de 4 años está internado en el hospital distrital de Minga Guazú, tras sufrir una brutal agresión física de parte supuestamente de su padrastro, entre el lunes y el martes.

La fiscala Carolina Rosa Gadea, que investiga el caso, explicó todas las diligencias preliminares realizadas con el niño, que fue inspeccionado por el médico forense, quien dictaminó que presenta múltiples hematomas en toda la cara y escoriaciones varias.

“Tiene un hematoma de unos 20 centímetros de diámetro que asciende en la región de la cadera derecha, con temperatura aumentada, una tumoración de 30 centímetros de diámetro en la región posterior del tórax”, explicó, según el dictamen de la médica forense del Ministerio Público.

Confirmó que libró oficio a la comisaría jurisdiccional para que se individualice al sospechoso, que sería el padrastro del menor.

“Hay que mencionar la poca colaboración de la madre para proporcionar los datos del padrastro. La hermana fue la que denunció el caso en el Ministerio Público y prestó declaración testifical, manifestando que le trajo porque la madre le había dicho que le lleve al hospital para que lo inspeccionen”, refirió.

MIEDO. El menor sigue internado en el hospital de Minga Guazú. “El estado actual del menor en esta caso es bastante grave. Dispusimos que se comunique a la Defensoría de la Niñez para que tome intervención el Juzgado del Menor en este caso”, dijo.

Comentó la agente fiscal que el Juzgado va a disponer lo que crea conveniente para la guarda provisoria, “seguramente conforme a los trámites de acuerdo a lo que establece al Código de la Niñez con respecto a eso. Nuestra investigación específica es con respecto a los golpes que este niño de tan solo 4 años sufrió. Debemos determinar en qué circunstancias y qué fue lo que motivó estos golpes, que de ninguna manera tienen justificativo”, señaló Gadea.

En otro momento, indicó que llegó a conversar con el pequeño. Mencionó que es un chico que presenta bastante miedo. “Por eso dispusimos que el médico forense le inspeccione. También voy a disponer que la sicóloga le entreviste”, remarcó.

La madre podría ser procesada si en el transcurso de la investigación surge que haya faltado al deber del cuidado. “Según lo que la propia hermana manifestó, ella trabaja todo el día y no está con el chico”. (W.F.)

Dejá tu comentario