Política

Investigación expuso lo peor del ex senador y sus negocios inmobiliarios

 

Hace dos meses, el ayer fallecido ex senador Óscar González Daher fue condenado en primera instancia a siete años de cárcel por el delito de enriquecimiento ilícito y declaración falsa, mientras que su hijo fue sentenciado a ocho años de cárcel por los mismos hechos y por lavado de dinero.

La causa fue en torno a los manejos de la clandestina empresa inmobiliaria que manejaba llamada Príncipe di Savoia SA, expuesta por ÚH y Telefuturo hace 11 años, cuando se demostró, a través de una investigación periodística, todo un esquema de adulteración de datos inmobiliarios para evadir impuestos en la Municipalidad de Luque.

El caso lo llevó en ese tiempo el hoy ministro del Interior y entonces fiscal Arnaldo Giuzzio, quien finalmente blanqueó a OGD, luego de que este fuera a pagar a la Comuna, reconociendo el error.

Sin embargo, de haber investigado en ese tiempo a la empresa ya señalada, no hubiera prescrito el delito de lavado de dinero, que 11 años después la Fiscalía demostró el ilícito.

El ex parlamentario fue absuelto en el caso de lavado de dinero, ya que los jueces señalaron que prescribió el 24 de agosto de 2019, tomando como base la creación de la empresa Príncipe Di Savoia el 24 de agosto del 2009.

La primera denuncia presentada por la investigación de ÚH y Telefuturo al Ministerio Público fue en el 2010, apenas un año después de su creación.

INVESTIGACIÓN. La investigación fiscal a la empresa Príncipe di Savoia fue retomada ocho años después por el fiscal René Fernández, y terminó con la imputación al senador colorado, y su hijo Óscar Rubén González Chaves, electo recientemente concejal de Luque, el tercero más votado, con la esperanza de que su condena sea anulada en segunda instancia.

La investigación periodística de Última Hora y Telefuturo demostró, en el 2010, que por lo menos más de cincuenta propiedades del entonces presidente del Congreso evadían el pago de impuesto inmobiliario a través de la adulteración de datos en el sistema informático de la Municipalidad de Luque.

Como intendente, en ese tiempo, estaba Raúl Karjallo, cuñado de Ramón González Daher, hermano de OGD.

La empresa Príncipe di Savoia SA aparecía como un ente misterioso, propietaria de la mayoría de los inmuebles, obtenidos a través de la usura, según las denuncias de lugareños.

La Fiscalía retomó la investigación y demostró los diversos delitos en los que incurría esta empresa, pero ya no pudo lograr la condena por lavado de dinero.

Si la sentencia del Tribunal de Apelación reafirma la condena, el hijo de OGD debe perder la banca lograda en la comuna de Luque.

Dejá tu comentario