Sucesos

Internos intentaron vengar la masacre atribuida al PCC

 

Un enfrentamiento entre internos ligados al Primer Comando de la Capital (PCC) y al clan Rotela puso en vilo a funcionarios de la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero en la tarde de ayer.

Las autoridades indicaron que no se reportaron heridos, pero que se dieron episodios de suma violencia cuando referentes de dos facciones criminales se encontraron en la zona de las visitas privadas.

La trifulca comenzó cuando Víctor Eligio López, alias Jakare Po’i (hermano del fallecido Nelson Gustavo López, alias Jakare Po), fue interceptado en el pasillo por adherentes del clan Rotela, cuando se dirigía a las privadas con otra interna. Según los intervinientes, miembros de este clan intentaron secuestrar a dos cabecillas de la masacre de la cárcel de San Pedro, ocurrido en el 2019 y que fueron condenados recientemente.

Los mismos son Manuel Víctor de Oliveira Neto, proveniente del penal de Encarnación, y Roger Delgado, quien fue trasladado el jueves desde el penal de Concepción. Agentes penitenciarios reprimieron la gresca y contaron con la ayuda de agentes policiales que custodiaban el perímetro del penal.

“Fue un enfrentamiento a pedradas que no pasó a mayores”, expresó el ministro de Justicia, Édgar Olmedo.

Pasadas las 16:30, la situación fue controlada y Olmedo dispuso la requisa, que se realizó durante la tarde y entrada la noche de ayer, de armas de fuego, armas blancas, teléfonos celulares y otros objetos prohibidos.

RIVALES. El enfrentamiento entre estos dos grupos, que luchan por el control del tráfico interno de drogas, ya es de larga data. Uno de los casos más sangrientos se dio en la cárcel de San Pedro, que acabó en una masacre, el 16 de junio de 2019. Veinticuatro internos que responden al PCC fueron condenados a 40, 35 y 25 años de cárcel por los sangrientos hechos que dejaron diez fallecidos. En febrero del 2021, en la cárcel de Tacumbú, un episodio similar dejó siete muertos, tres de ellos decapitados.

REQUISA. Por otra parte, en los penales de Ciudad del Este y Tacumbú se realizaron requisas, durante las cuales se incautaron de varias armas blancas, marihuana, cocaína y crac, además de bebidas alcohólicas, entre otros objetos.

En CDE, intervinieron los pabellones donde están recluidos presuntos miembros del PCC, quienes se resistieron. Finalmente, con ayuda de agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) se logró ingresar. EM

Dejá tu comentario