Economía

Instan a evitar especular con el cemento

 

El gerente general de Cementos Artigas, Gerard Koops, sostuvo que no ve un escenario de posible escasez del producto en el mercado, tal como sucedió el año pasado. Instó a estar atentos para evitar una especulación que eleve los precios.

En conversación con ÚH, manifestó que siempre existen dificultades para la importación del cemento.

En este orden, citó los cierres intermitentes en la frontera de Encarnación y los problemas del estiaje del río que obligan a traer menos cargas para poder llegar.

“Está un poco complicado, pero pensamos que en el transcurso de las próximas semanas ya se irá normalizando”, recalcó. Añadió que en materia fluvial el río Paraguay no permite traer la carga normal, razón por la cual está viniendo menos, pero igual se trae.

“Vía fluvial llega un barco la próxima semana y el terrestre empieza a tomar su ritmo en septiembre”, enfatizó.

Sobre la posibilidad de que se repita una situación de escasez como ocurrió el año pasado, cuando paró para reparación la cementera Yguazú, Koops dijo que no existe tal situación, teniendo en cuenta que tanto esta cementera como la INC no han parado el despacho.

“No hay un escenario como el año pasado de INC e Yguazú, pero con Uruguay estamos con menor importación debido a que el flujo de camiones disminuyó porque tenían que transportar granos en cantidad”, explicó.

Sostuvo que van a tratar de equilibrar la provisión de cemento del mercado.

Puntualizó que para eso estarían dispuestos hasta a subsidiar el flete, en el sentido de mandar camiones vacíos, en el caso de que se genere de nuevo una situación de abuso con los precios.

CALIDAD. El nombrado gerente de Cementos Artigas dijo que en estos tiempos también hay que tratar al máximo de evitar que ingrese al mercado cualquier producto no certificado y que realmente todos cumplan con las normas para “no convertirnos en un basurero de cemento del Brasil”.

En cuanto a los precios actuales del producto, refirió que si hay gente que ahora este vendiendo a G. 70.000, “quiere decir que están haciendo trampa”.

Precisó que hoy las bolsas deben estar entre G. 55.000 y G. 60.000 como máximo.

“El precio depende del tipo de cemento. El ZP 40 máximo debe estar G. 60.000 al consumidor final.

Y el ZP 30, máximo debe estar en G. 50.000 la bolsa”, agregó.

Koops dijo que existe gente que dice no tener cemento para especular.

“La política de Artigas fue siempre no abusar y ayudar a mantener el precio estable en el mercado”, enfatizó. Por otra parte, el año pasado, a raíz de la escasez, la bolsa de cemento se vendía hasta a G. 90.000.

Dejá tu comentario