Arte y Espectáculos

Inolvidables historias de amor que marcaron la pantalla grande

Exitosos filmes que dejaron huellas giran en torno al amor de pareja. Cineastas y actores coinciden en que el cine romántico de hoy aporta una mirada realista, sin perder su esencia.

A propósito del Día de los enamorados que se celebra mañana, un cineasta, una productora de cine y una actriz, coinciden en que el séptimo arte debe estar presente en esta celebración, pues refleja cómo se vivió y vive el amor.

Exitosos filmes como Ghost (Demi Moore y Patrick Swayze), Titanic (Kate Winslet y Leonardo DiCaprio), Diario de una pasión (Ryan Gosling y Rachel McAdams) o El Guardaspaldas (Kevin Costner y Whitney Houston), siguen siendo referentes del cine romántico y marcaron época.

“Las películas románticas son hermosas. A través de los años nos cuentan historias de amor, desamor, dolor, alegrías, finales felices y tristes. Han cambiado con el trascurso del tiempo”, observa Naty Sosa Jovellanos, actriz y conductora de tevé y radio.

Naty confiesa que ama el género. “No hay nada que supere a la experiencia del pororó, buena compañía y una peli romántica”, añade.

Entre sus favoritas lidera Orgullo y prejuicio, basada en la novela homónima de Jane Austen, y Diario de una pasión; “esta última se lleva todos los premios, porque muestra el amor real de un hombre hacia una mujer, quien la remó para conquistarla, y hasta el final le demuestra el amor. Esa cinta me hace creer que sí existe el amor”, señala.

Para Jovellanos, el cine de hoy busca reflejar las historias de amor reales, “lejos están esas fantásticas con final feliz y de cuentos de hadas, que no es real. Hoy, las historias que se ven son los conflictos reales que se dan en la cotidianeidad, amores imposibles, difíciles, tóxicos, está bueno porque el cine es un medio de comunicación. El cine romántico delata lo que te puede pasar, te despierta de muchas fantasías, que no quita el lado hermoso del romance”, dice.

Inolvidables historias de amor que marcaron la pantalla grande-01.png

DIVERSIDAD. Para la Stefi Ortiz, directora de arte y productora audiovisual, “más allá de que todos tenemos distintos gustos, las películas románticas siempre nos atraen más a las mujeres, al menos a la gran mayoría”, considera.

Además, según su mirada, el cine actual no solo muestra historias de amor idílico en la pareja, sino también el desamor o el amor en relaciones diversas. “Las historias de amor reflejan lo que ocurre en la realidad, ya no escondiendo lo que quizá antes sí, como la homosexualidad o la bisexualidad, incluso ya no cuentan solo los logros sino también los fracasos”, apunta.

Entre sus películas favoritas en el género figuran: Lo que el viento se llevó, Titanic, Diario de una pasión, Orgullo y prejuicio, Slumdog Millionaire, The Eternal sunshine of the spotless mind, Love actually y Romeo y Julieta.

SIN ESQUEMAS. Para el director de cine Héctor Rodríguez (Ka’avo, Gritos del Monday), “el séptimo arte apunta a romper la idea cuadrada del amor. Actualmente vemos películas con fuerte apuesta al amor sin distinción de géneros, como es el caso de una de mis favoritas, Brokeback Mountain”, opina.

En dicho filme, confiesa que le sorprendió la forma en la que el director Ang Lee plasmó, la dificultad de una relación homosexual, la aceptación hacia las diferencias y la discriminación social.

Asimismo, encuentra que en las series también se busca salir del modelo tradicional del romance, como es el caso de Sex Education. En este sentido, observa una “revolución en cuanto al cine romántico”.

Entre las películas que más le dejaron huellas rescata Más allá de los sueños. ”Me fascinó por mostrar un mundo fantástico en el que por amor a una persona se es capaz de cruzar el infierno, y la muerte no puede ser el final”.

Además, menciona filmes como Agentes del destino, cuya historia refleja que el amor trasciende, “demostrando que es lo mas divino del ser”.

Finalmente, en Mi primer amor (Flipped), Rodríguez encuentra “una historia que hace reflexionar y valorar las pequeñas cosas”.

“El cine romántico enseña la aceptación, la tolerancia, la empatía y sobre todo, que el amor puede llevarnos lugar mejor”, concreta.

Dejá tu comentario