Interior

Ingenio para violar la cuarentena, cruzar al Brasil por el río Paraná

Varios son los medios que utilizan los compatriotas y hasta ciudadanos brasileños capturados desde marzo a este mes, con intenciones de violar las medidas obligatorias y el cierre de frontera.

Un joven fue detenido surfeando en pleno río Paraná en la tarde del miércoles último, con destino al Brasil. Se trata de Vidal Antonio Osorio, quien fue interceptado por militares de la Prefectura Naval del Este, quienes lo detuvieron.

Varios son los medios que utilizan los compatriotas y hasta ciudadanos brasileños capturados desde marzo a este mes, con intenciones de violar la cuarentena obligatoria y el cierre de frontera determinado por el Gobierno Nacional y el del Brasil, atendiendo a los antecedentes.

Las embarcaciones precarias como canoa construida en madera encabezan la cantidad de incautaciones, seguidos por los que están hechas con cascos de metal y motor fuera de borda.

Sin embargo, algunos ya intentaron cruzar el río Paraná sobre colchones inflables y botes inflables, a los que se suman ahora la tabla de surf.

El medio de transporte improvisado por el joven pasa casi inadvertido en el cauce del agua, que con el caudal actual alcanzó su estado normal de ensanchamiento, conforme a lo señalado por los militares.

enfrentar proceso. Osorio deberá responder a un proceso penal por violación de la ley del medio ambiente, relacionado a la cuarentena obligatoria establecida por decreto presidencial como medida preventiva para evitar la propagación del Covid-19, en el marco de una emergencia sanitaria.

El joven cruzaba el río a la altura del barrio Remansito de Ciudad del Este, sector donde mayor cantidad de aprehensiones se tuvo en los últimos tres meses por el mismo hecho. Entre los involucrados se encuentran incluso menores de edad, vinculados con actividades como el contrabando de mercaderías, en su mayor parte productos alimenticios de procedencia brasileña. Ya fueron detenidos más de 210 personas y se incautaron 150 embarcaciones, conformen al resumen de procedimientos de la Prefectura Naval del Este.


Conflicto entre sintierras y una empresa de Santa Rita
Se trata de la segunda vez en que desconocidos disparan al vehículo del capataz de la estancia Rancho Grande, ubicada en el límite de los distritos de Santa Rita y Tavapy. El inmueble propiedad de la firma Forestal de Negocios SA es objeto de una seguidilla de robos y hechos delictivos, en el marco de un intento de ocupación por parte de un grupo de supuestos campesinos sintierras, según los antecedentes. El capataz, Cirilo Paredes Benítez, de 41 años, denunció ayer que el vehículo de la marca Mitsubishi, modelo Montero, con matrícula BDX277, que ocupaba fue blanco de varios proyectiles, disparados por desconocidos desde un sector boscoso de la propiedad.

Dejá tu comentario