País

Infraestructura vial y la coordinación con entes, parte del desafío en capital

Lograr un sostenido acuerdo de intervenciones con Essap es una de las necesidades en Asunción ante el estado de las calles. Urge ampliar obras de desagüe pluvial para una solución de fondo.

Apenas al día siguiente de las elecciones municipales, en el centro de Asunción se registró un “cráter” por la rotura de la carpeta asfáltica y la erosión del suelo a consecuencia de un caño roto con más de 60 años de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap). Fue sobre Fulgencio R. Moreno casi Independencia Nacional.

“Para esto nos fuimos a votar ayer, al santo cohete. Nadie viene a ayudar, pero sí piden votos. Llamamos a los policías y nadie apareció. Tuve que ponerme a dirigir el tránsito”, manifestó ofuscada a los medios de prensa una mujer cuyo vehículo fue a parar al megabache.

Mientras el automóvil quedó atrapado, la mujer tuvo que enfocarse en dirigir el tránsito para el desvío ante la ausencia de la Policía Municipal de Tránsito (PMT).

Tras los cuestionamientos de la situación de la calle, la Municipalidad de Asunción, actualmente a cargo de César Ojeda (ANR), emitió un comunicado en el que señala que luego de la intervención de la Essap los obreros de la Dirección de Vialidad trabajarán en la reposición del pavimento. El tramo permanecerá cerrado hasta que culmine la reparación.

La pérdida de agua por cañerías rotas, que a su vez deterioran aún más las pavimentaciones sin mantenimiento o mal hechas es una constante en la capital. También los reclamos de larga espera para el bacheo tras reparaciones de rotura de los caños, en su mayoría obsoletos. La circulación por las arterias, entre pozos y charcos, se vuelve una dificultad, sobre todo en hora pico y cuando no existe presencia de la PMT.

Uno de los problemas más frecuentes que se registra entre Essap y los municipios es justamente la coordinación para los trabajos de intervención de cañerías de la aguatera y el posterior bacheo a cargo de la Comuna.

Infraestructura. La falta de soluciones de fondo como desagües pluviales es otra realidad. Con cada copiosa lluvia los raudales se transforman en ríos y la circulación por la vía pública es un peligro que puede costar la vida. En Asunción esta cobertura por apenas es del 23%. Actualmente realizan obras en la calle Ecuador. También se prevé iniciar en zonas como la avenida Molas López, la cuenca de Isabel La Católica y Kanonnikoff con lo que se estima llegar a un poco más del 30% de cobertura..

En el informe financiero del 2020, durante la gestión de Óscar Nenecho Rodríguez tras la renuncia de Mario Ferreiro, solo el 8% del total de los gastos figura que fue para inversión física, como pavimentaciones, desagües pluviales y mantenimiento de espacios públicos. De los G. 544.210 millones para inversión física solo se ejecutó el 15%, según el documento.

Mientras que el 60% del total de los gastos obligados de la municipalidad de Asunción va para servicios personales, que comprende principalmente el pago de salarios para los funcionarios.

Dejá tu comentario