Sucesos

Imputan por masacre a 28 reos del penal de San Pedro

Sangrienta riña entre miembros del Primer Comando Capital (PCC) y del clan Rotela por el liderazgo en la cárcel dejó como saldo cinco decapitados, un incinerado y otras cuatro víctimas fatales.

Veintiocho reclusos fueron imputados ayer por los fiscales Alicia Sapriza, Hugo Volpe y Fanny Aguilera por el sangriento motín que se desató en la Penitenciaría Regional de San Pedro del Ycuamandyyú, el 16 de junio, dejando diez muertos y 12 heridos. El enfrentamiento entre dos grupos criminales habría tenido como causa la disputa del liderazgo dentro de la cárcel, según la imputación presentada ante el Juzgado Penal de Garantías del Segundo Turno.

El delito investigado es por homicidio doloso en grado de autoría y coautoría.

A través del relevamiento de datos e imágenes se pudo comprobar que en la fecha señalada, siendo las 12.00 horas aproximadamente, se había iniciado un incidente en la penitenciaría, específicamente en las celdas del Pabellón “A” Alta, donde se encontraban internos que estarían identificados como miembros del clan Rotela. El motivo habría sido que algún otro interno de los reconocidos como integrantes del Primer Comando Capital (PCC) se habría apoderado de un aparato celular perteneciente a Marcial Paredes Espínola, alias Nechi, quien sería uno de los líderes de la banda del zar del crac.

ENFRENTAMIENTO. El escrito menciona además que primeramente se habría producido un enfrentamiento verbal entre los mismos, hasta que un recluso, que sería miembro del PCC, identificado como David Andi Izquierdo, alias Chile, habría herido en el cuello a través de la reja a otro preso identificado como Hernán Maldonado. Este hecho habría hecho que los demás miembros del PCC, que se encontraban guardando reclusión en el Pabellón “B” Alta, atropellaran los portones del otro sector.

Este grupo efectuó disparos de armas de fuego, rompieron los candados y, munidos además de armas blancas, habrían iniciado una batalla campal y amotinamiento que se saldó con la muerte de diez reclusos del clan Rotela.

Asimismo, según informes que maneja la Fiscalía, el incidente entre ambas facciones se habría producido también por la muerte del recluso Wilson Antonio Diana, registrada el 13 de mayo pasado, en la penitenciaría de Tacumbú.

Por otra parte, cabe destacar que los fiscales Giovanni Grisetti e Irene Álvarez, el 5 de julio pasado, imputaron al ex director del penal Wilfrido Quintana, por cohecho pasivo agravado. Incluso los representantes del Ministerio Público solicitaron la prisión preventiva para el mismo, quien se encuentra prófugo.

Dejá tu comentario