Sucesos

Imputan a dos militares que cayeron con arsenal de guerra

 

El fiscal Marcelo Pecci resolvió imputar a dos militares, un ex suboficial de Policía y un civil que integrarían un esquema de tenencia, comercialización y tráfico de armas de fuego.

Cristhian Eduardo Soto, sargento ayudante de la Dirección de Material Bélico, Víctor, suboficial del Comando del Ejército; Hugo Franco Chena, suboficial de Transporte; Fabio Dejesús Giménez Giménez, y Francisco Javier Sosa Noceda se presentaron a declarar ayer, luego de ser detenidos por agentes de la Senad y la Fiscalía, en un operativo.

Todos ellos fueron imputados por detentación, tráfico ilícito de armas de fuego y acopio y asociación criminal.

Se maneja que habrían realizado actividades vinculadas a la posesión de seis armas de fuego irregulares, entre fusiles, pistolas y revólver. Además, mil setecientas balas de grueso calibre, otros tipos de municiones, componentes y accesorios. Se estima que este arsenal iba a ser comercializado y traficado en el interior del país, específicamente a redes criminales que operan en la frontera, en especial en el Norte y Este del territorio, y en el exterior, como Brasil.

CON SELLO. Lo llamativo del caso es que entre los armamentos encontrados uno de ellos tiene grabado el escudo de la República del Paraguay, que es propio de las Fuerzas Armadas.

Según explicó el fiscal Pecci, se buscará dar con la trazabilidad o el seguimiento del arma, “desde su origen hasta su estado actual”. Detalló que hay varias formas de introducir armas al país, una de ellas, en partes separadas.

Dejá tu comentario