País

Iglesia gestiona cubrir las diócesis vacantes y crear más arzobispados

La Iglesia realiza gestiones para cubrir las sedes episcopales vacantes a nivel nacional y la creación de más arzobispados, actualmente se cuenta solo una sola Arquidiócesis que es la de Asunción. Estos procedimientos están a cargo de la Nunciatura Apostólica y de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), que deben proponer al papa Francisco el nombre de quién tenga el perfil para asumir la titularidad de las nuevas diócesis.

Así lo afirmó ayer el arzobispo de Asunción, Mons. Adalberto Martínez, al ser consultado sobre la gestión que se está realizando para cubrir las jurisdicciones eclesiásticas que esperan el nombramiento de obispos, teniendo en cuenta sus funciones como presidente de la CEP, como arzobispo metropolitano y, desde el próximo 27 de agosto, como primer cardenal paraguayo.

Realizó el anuncio durante una conferencia de prensa en la que Martínez dio detalles de su reciente designación como cardenal y de su futura función como miembro del Colegio Cardenalicio.

Recordó que Paraguay cuenta actualmente con 17 jurisdicciones eclesiásticas o diócesis, dos de ellas (Caazapá y Canindeyú) creadas recientemente por el papa Francisco, pero ‘‘que no serán obispados hasta que no tengamos el decreto de constitución de la diócesis y el nombramiento del obispo’’.

Explicó que ahí se tendrían unos obispos que necesariamente tendrán que llegar para que puedan ser constituidos catedral. Después queda pendiente la designación de un nuevo titular de las diócesis como la castrense, que sigue a cargo de Adalberto Martínez. También queda pendiente la designación de un nuevo titular para el Vicariato Apostólico del Pilcomayo y de Ciudad del Este, cuyos obispos, que ya cumplieron el límite de edad, siguen hasta que Francisco encuentre a sus sucesores. ‘‘En esto vamos a seguir... en conversaciones con el nuncio, con las gestiones que él ya está haciendo para cubrir las vacancias’’.

ROMA. El próximo 29 de junio, en el curso de la Misa por la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, patrones de la Iglesia, Francisco impondrá el palio a 29 nuevos metropolitas, entre ellos monseñor Adalberto Martínez Flores, como signo de comunión con el obispo de Roma y de compromiso a ser instrumentos de comunión.

El padre Víctor Giménez, vicario general de la Arquidiócesis, explicó que el palio es el ornamento litúrgico de honor y de jurisdicción, símbolo de la oveja perdida y del Buen Pastor que da la vida por su rebaño.

Consiste en una faja de lana blanca ancha de 4 a 6 cm, adornada por 6 cruces y 2 orlas de seda negra cuyas extremidades se apoyan sobre el pecho y sobre los hombros.

El arzobispo de Asunción volverá a Roma el 27 de agosto para recibir de manos del Pontífice los signos del birrete cardenalicio, el anillo cardenalicio y la asignación de un título o Diaconía.

El día siguiente, en la Capilla papal, Francisco presidirá la concelebración de la Santa misa con los nuevos cardenales.

El Pbro. Nelson Acosta, vicario judicial del Arzobispado, explicó que entre las nuevas funciones que ejercerá Adalberto Martínez como cardenal, según del Derecho Canónico, será en primer lugar formar parte del Colegio Cardenalicio y aconsejar al Papa en circunstancias especiales.

Dejá tu comentario