Economía

Gremios creen que comercio con Israel no será afectado

 

Referentes del sector y economistas coinciden en que no habrá un impacto significativo en materia de intercambio comercial entre Israel y Paraguay, tras las recientes decisiones diplomáticas asumidas por ambas naciones.

Israel recibe alimentos de Paraguay, lo que lo coloca en una situación sensible. “Nosotros exportamos alimentos para el mundo, y siempre se va a necesitar comer”, manifestó la Lic. Sonia Tomassone, asesora de Comercio Exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

En ese sentido, recordó que no solamente se consume soja paraguaya, sino también maíz, sésamo y otros alimentos.

Unas 158.000 toneladas de soja en promedio se envían a Israel por año, 500 toneladas de arroz y 75.000 toneladas de maíz, de acuerdo a datos de Capeco.

Se espera que en lo que resta del año, se sigan cumpliendo los contratos ya acordados sin ningún inconveniente, manifestó Tomassone. No obstante, reconoció que “cualquier acción tiene una reacción” y que todavía habría que esperar a ver cómo se desarrollan las cuestiones diplomáticas.

Son los contratos nuevos los que tendrán el componente de la incertidumbre, pero no solamente por la relación bilateral sino por la coyuntura mundial con respecto a la soja. El primer factor que compone este escenario es la guerra comercial entre China y Estados Unidos, remarcó.

Consultada sobre la impotancia de Israel como mercado para la soja, dijo que “Israel no está entre los cinco primeros mercados, sí entre los diez”.

Al cierre de julio, las exportaciones de soja a Israel representaron apenas el 2% del total exportado al mundo, según datos de Capeco. “Las exportaciones a Israel se incrementaron gracias al acuerdo Mercosur-Israel. El acuerdo definitivamente sigue vigente”, indicó luego.

Carne. El sector cárnico tampoco está sobresaltado por lo que vaya a ocurrir con el intercambio comercial con Israel. El Dr. Mario Balmelli, presidente de la Comisión de Carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), dijo que “desde el punto de vista de la carne por supuesto que esperamos que las relaciones diplomáticas sean las más favorables en todo momento. Sin embargo, en lo particular con referencia a la carne, Paraguay tiene una relación comercial histórica”.

En los últimos tres años, las exportaciones de carne a Israel estuvieron entre el 3,8 y el 6% del total de las exportaciones, mencionó Balmelli.

“Las ventas a Israel no solo deben considerarse por el porcentaje”, continuó.

El ex presidente de la UIP, Eduardo Felippo también coincidió en que la situación no tendría porque afectar las relaciones comerciales entre Paraguay e Israel. Abogó por buenas relaciones.

“Veo muy limitado el impacto”, dice Ferreira

“Yo no creo que haya mucho impacto en este tema. Es un tema de precios, y no es que nosotros hayamos roto relaciones con Israel. Lo que va a ocurrir es que volvamos a gestionar con la Embajada en Argentina como ocurría anteriormente”, explicó el economista y exministro de Hacienda. Recordó que en el pasado, Israel ya había cerrado su embajada en Paraguay y que en esa oportunidad, el intercambio comercial continuó. Sobre el negocio de la carne, dijo que es un “negocio privado”, que debería continuar, al igual que la soja. “Veo muy limitado el impacto”, reiteró.

Dejá tu comentario