Economía

Gremio pide fin de burocracia que traba las inversiones inmobiliarias

Capadei sostiene que los trámites lentos cuestan “cientos de millones” de dólares y exige al Gobierno una solución. Los bancos también se ven afectados en la concesión de créditos.

Raúl Constantino, presidente de la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios (Capadei), explicó que desde el sector que representa observan una burocracia excesiva que afecta a los proyectos inmobiliarios, con procesos considerados lentos y con problemas previamente existentes, pero que se agudizaron desde el inicio de la pandemia y las restricciones sanitarias.

En una entrevista concedida a Última Hora, Constantino refirió que la lentitud en los trámites en instancia de la Dirección de Registros Públicos (que depende del Poder Judicial) y Catastro (tanto a nivel del Poder Ejecutivo como en los municipios) perjudica a las personas que pueden estar buscando comprar una casa propia y a los desarrolladores que apuestan por el mercado local, con un negativo impacto que valora en “cientos de millones” de dólares en nuevas inversiones que no se pueden concretar.

El titular de la Capadei explicó que uno de los elementos más importantes en el proceso es la obtención de la cuenta corriente catastral y que no contar con este ítem hace imposible concretar la comercialización de unidades que pueden estar ya listas para su venta. “La burocracia y la tardanza excesiva en la obtención de ese documento de identidad de la propiedad es un perjuicio enorme”, indicó.

Añadió que si bien esta problemática se observa desde hace varios años, la misma se agudizó con la crisis sanitaria por el Covid-19 y los efectos que tuvo esto en el trabajo dentro de las instituciones públicas. Asimismo, instó al Gobierno a que se escuche al gremio y se busque entre todas las partes afectadas una solución, considerando que la situación afecta a uno de los motores que en la actualidad tiene la economía paraguaya.

“La construcción no solamente genera mano de obra y consumo de bienes y servicios, la construcción y el desarrollo inmobiliario genera nuevos recursos porque al tener una nueva propiedad catastrada se puede cobrar un nuevo impuesto inmobiliario que antes no existía, es todo una cadena de perjuicio que se genera por la falta de celeridad”, detalló.

Retrasos. Las trabas afectan también a las entidades financieras, que evidencian retrasos para realizar desembolsos de préstamos que ya se encuentran aprobados en el segmento de viviendas. En ese sentido, José Brítez, CEO del banco Itaú Paraguay, aseguró recientemente que desde la entidad observan el tema con preocupación y que esto afecta a una de las carteras de mayor importancia.

Solo en esta institución bancaria, según los datos que compartió Brítez, cuentan con préstamos para la vivienda por valor de G. 50.000 millones (alrededor de USD 7,5 millones si se considera el tipo de cambio actual) que ya cuentan con la aprobación correspondiente, pero no pueden ser desembolsados por los retrasos que se dan en el cumplimiento de los procedimientos en el ámbito del sector público.

“Es mucha plata para la gente que está esperando por su crédito y que no podemos desembolsar porque no salen los certificados o está pendiente algo”, refirió en un encuentro con periodistas de diferentes medios. Este tipo de inconveniente se evidencia también en otras entidades financieras, según señalaron actores del sistema local.


Desde entidades reconocen que hay demoras
Representantes de la Dirección de Registros Públicos del Poder Judicial y de Catastro reconocieron en contacto con Última Hora que hay demoras en procesos que forman parte de los proyectos inmobiliarios, pero argumentaron que los mismos guardan relación, entre otros puntos, con las complicaciones que plantea el trabajo en época de pandemia. Lourdes González, de Registros Públicos, aseguró que las dificultades se notaron sobre todo en los últimos meses del año pasado, pero que buscan métodos para dar respuesta. Mientras que Noelia Gutiérrez, de Catastro, añadió que otra limitante se da en materia de cantidad de recursos humanos.

Dejá tu comentario