03 mar. 2024

Grandes baches en calles de Luque ponen en riesgo a los conductores

En días de lluvia la situación se complica debido a la gran acumulación de agua con pozos que se vuelven a abrir deteriorando aún más la capa asfáltica. Pobladores piden solución a Municipalidad.

Pobladores de Luque reclaman el pésimo estado en que se encuentran desde hace años las calles de la ciudad, que continuarán con un año más de la administración municipal del intendente reelecto Carlos Echeverría.

Son numerosos los baches que exponen a diario a los conductores a sufrir accidentes automovilísticos debido a la precaria infraestructura vial.

En días de lluvia la situación se complica para los conductores por las grandes acumulaciones de agua que forman pozos nuevamente y deterioran la capa asfáltica.

Los ciudadanos sostienen que entre las principales urgencias de la ciudad que debe atender el intendente Carlos Echeverría están implementar un sistema de desagüe pluvial, el arreglo de las numerosas calles con baches y la recolección constante de basura.

La Avda. Elizardo Aquino y la calle Sucre son un ejemplo. A lo largo del tramo que es bastante transitado hay una gran cantidad de baches con agua servida que van creciendo para convertirse en enormes cráteres.

“Esta avenida siempre se encuentra en esta condición llena de baches y por eso ya hubo muchos accidentes de tránsito. Estamos cansados de que la Municipalidad no se haga cargo”, expresó Fabricio Medina, quien es vendedor de la zona.

“Cuando hay elecciones la Municipalidad repara de forma provisoria las calles con materiales precarios y por eso después de cada lluvia se vuelven a abrir los pozos”, relató Carolina Gutiérrez, quien reside en los alrededores.

En la misma situación se encuentran las calles del centro de Luque y del Mercado Municipal, que están en pésimas condiciones. Hay enormes cráteres en gran parte de las arterias.

Asimismo, la Avenida Humaitá y Las Residentas en pleno microcentro de la ciudad, se encuentran con un recapado provisorio y con hundimientos de la capa asfáltica.

Otra de las preocupaciones de los trabajadores de la zona del mercado es el pozo de un canal de agua que se encuentra sin tapar al costado de la vereda, lo cual es un peligro para los peatones y conductores.

En el límite de la ciudad de Luque y San Lorenzo la Avenida Campo Vía también se encuentra en deplorable estado, minada de baches con olor nauseabundo que dificultan la circulación de los vehículos.

Infraestructura. Carlos López, gerente general de la Essap, sostuvo que la problemática de la ciudad de Luque se debe a que no todas las calles se encuentran en condiciones.

“Nosotros tenemos nuestra deficiencia, pero no todos los problemas viales son problemas de la Essap, hay lugares en donde no hay cañería”, refirió el gerente de la Essap.

Otra de las arterias transitadas que se encuentran en deplorable estado en la localidad es la transitada ruta Capitán Insfrán.

PERFIL

Carlos Echeverría Intendente

Llegó a la Municipalidad de Luque como concejal por una lista independiente en el año 2010, ocupó el cargo hasta el 2015. Seguidamente se postuló para intendente de la ciudad y fue electo; su primer periodo fue de 2015 a 2020. Fue reelecto como intendente, por ajustado margen, con el 47,36% de los votos, mientras que su principal seguidor fue César Meza Bría (PLRA) con el 44,23% de los votos. Representa al movimiento Concordia Colorada, que fusiona a Colorado Añetete y Honor Colorado.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.