Economía

Gobierno da leve esperanza en baja de combustibles y sigue la protesta 

Mario Abdo habló sobre una disminución del precio del combustible. Sin embargo, no precisó monto ni fecha, mientras camioneros se movilizaron exigiendo una rebaja de G. 1.500.

Ante el inicio de una nueva movilización por parte de camioneros y otros sectores de trabajadores del volante este lunes, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, habló de la posibilidad de disminuir el precio del combustible.

“Va a bajar el combustible, va a bajar, lo que pasa es que nosotros tenemos compras y la ley a nosotros nos impide vender combustible por debajo del costo, si no, sería malversación”, indicó el mandatario a medios de prensa tras ser abordado sobre el tema a la salida de un acto por el 65 aniversario del Senepa.

Sostuvo que se necesita reponer el stock con el hidrocarburo más barato y que para ello incluso ya se vendió a Bolivia, “para vaciar lo antes posible el stock y reponer con el combustible más barato”.

Recordó que hace un mes y medio Petropar ya disminuyó G. 500 los precios del diésel tipo III y la nafta de 93 octanos, como así también G. 300 la nafta de 88 y 97 octanos, G. 200 en el ecoflex (85) y G. 225 el precio del gas por litro.

Abdo reconoció no saber cuándo podría darse esta rebaja ya que depende de la venta del combustible con precio más alto que todavía se tiene en stock. Además, tampoco se refirió a la cantidad que se podría reducir.

“Lo que les cuento es la verdad nada más, se compra un producto a un costo, en algún momento nos vino bien porque teníamos menor costo, y tenemos mucha capacidad de almacenamiento. Estamos haciendo lo posible por vender todo ese stock para reponer con el más barato y con eso trasladar los precios a la ciudadanía”, insistió.

El presidente de Petróleos del Paraguay (Petropar), Denis Lichi, ya había adelantado a inicios del mes la disminución de precio de la naftas más baratas tras la adquisición de un nuevo lote y explicó que no es el caso el diésel, ya que los precios internacionales se mantienen rígidos debido a los costos de las refinerías.

La disminución del precio el combustible es exigido por los transportistas, así como de la ciudadanía en general. Justamente a ochos días de darse una reunión entre los trabajadores del volante y las autoridades del Petropar y el Ministerio del Interior, donde no se llegó a un acuerdo con los gremios, los camioneros volvieron a movilizarse.

El gremio exige la disminución de G. 1.500 del diésel tipo III y las naftas de 93 octanos para toda la ciudadanía en general. Ayer, cerca de 1.000 camiones, entre grúas, volquetes, transporte escolar, motos y autos de plataformas, mototaxis y deliverys realizaron movilizaciones en varios puntos del país.

Los asociados realizaron cierres de ruta de manera intermitente, mientras que en otros casos cerraron media calzada. Otro grupo decidió marchar sobre la media calzada de la ruta PY02, provocando mucha lentitud en el tránsito.

“Seguimos firmes en nuestra exigencia”

Darío Toñánez, de la Asociación de Camioneros de Tobatí, mencionó que el sector se mantiene firme en su exigencia por disminuir G. 1.500 el precio del combustible.

“No vamos a declinar en esto y vamos a seguir luchando”, señaló a Última Hora.

Los trabajadores adelantan que continuarán con la medida hasta conseguir la reducción.

Las principales manifestaciones se realizaron en 4 Mojones, Calle Última, en la ruta PY02, a la altura del Autódromo Rubén Dumot, en Itauguá y el centro de la ciudad de Itá.

También se manifestaron a la altura del kilómetro 7 de la ruta PY07, en Coronel Oviedo, así como en Ñemby, a la altura del desvío a San Antonio.

Dejá tu comentario