Mundo

Gobernador y alcalde oficialistas renuncian

 

Dos funcionarios oficialistas de la región minera de Potosí, al Sur de Bolivia, renunciaron ayer a sus cargos en medio de la ola de violencia tras la cuestionada reelección del presidente Evo Morales.

“No me voy a aferrar al cargo”, dijo el gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas. Al explicar el motivo de su renuncia, afirmó: “No voy a arriesgar a mi familia”. Y agregó que deja el cargo en aras de la paz en la región.

El alcalde de la ciudad de Potosí, cabecera de la región homónima, Williams Cervantes, dimitió horas después con la idea similar de que hay que pacificar el país. En la ciudad de Potosí, los opositores realizaron huelgas y bloqueos de calles, al igual que en otras regiones del país, en rechazo a la reelección de Morales en las cuestionadas elecciones del 20 de octubre. Cervantes y Cejas fueron hostigados en los últimos días por manifestantes opositores, quienes bloquearon el acceso a sus despachos, en la plaza de Armas de la ciudad.

La oposición denuncia fraude en los comicios, por lo que exige la renuncia de Morales, la anulación y la convocatoria a una nueva elección. Morales afirmó que no renunciará, llamó a sus militantes a movilizarse para defender el escrutinio e invitó a un diálogo a los partidos opositores, del que excluyó a los comités cívicos que encabezan las protestas en su contra. AFP

Dejá tu comentario