Interior

Gobernación afronta una crisis financiera

 

Financieramente, la Gobernación del Departamento de Caaguazú se encuentra atada de pies y manos, sin los recursos necesarios para responder a las necesidades más prioritarias de la región. Así informó ayer el gobernador Alejo Ríos, responsabilizando de una administración deficiente a su antecesor Eliodoro Giménez, quien estuvo al frente de la institución desde enero hasta el 15 de agosto pasado.

De los G. 77.000 millones presupuestados para el ejercicio 2018, solo restan G. 15.000 millones. “Al parecer se hizo vito con los recursos. Se dio prioridad a inversiones superfluas como apoyo millonario a organizaciones jineteras, taurinas, deportivas con aportes entre 50 y 120 millones de desembolso”, dijo Ríos, argumentando el pedido a la Contraloría General de la República para realizar una auditoría, que pueda dar un panorama real de la malversación registrada.

Entre cubiertas, combustibles, lubricantes y reparaciones de maquinaria, camiones y vehículos livianos, vía licitación, se habrían pagado más de G. 1.000 millones. Sin embargo, hecha la verificación por parte de la nueva administración, se encontró que no se ha registrado el cambio de cubiertas ni las reparaciones que figuraban en los contratos con las empresas. (R.F.)

Dejá tu comentario