Mundo

Futuro económico chileno en duda por estallido social

 

La estabilidad y el crecimiento económico de Chile durante el pasado año y medio recibieron una inyección de incertidumbre a través del estallido social de las últimas siete semanas, en el que murieron al menos 23 personas, despertando el fantasma de la recesión.

El Banco Central confirmó ayer una reducción de la proyección de crecimiento del PIB al 1% para el 2019, siendo que el año inició con una previsión tres veces superior, según el Informe de Política Monetario (IPoM) de diciembre.

Las dudas en el devenir de la economía eran en principio sospechas que el sector económico trataba de anticipar durante el desarrollo de las protestas, pero la publicación de los datos duros confirman los temores.

Pese que para considerar si el país entró en recesión se necesitan técnicamente dos trimestres consecutivos de pérdidas, ese fantasma comienza a sobrevolar la economía del país austral.

“La evidencia sugiere un panorama para la economía que será más sombrío, donde incluso el empuje conjunto de la política monetaria y fiscal será insuficiente para evitar una recesión y un aumento persistente del desempleo”, recogió el IPoM.

Francisco Castañeda, economista y doctor en geografía económica de la Universidad de Santiago, explicó que la economía chilena ya mostró una pequeña desaceleración en los primeros meses del año, pero que los datos posteriores a las protestas, que comenzó el 18 de octubre, son aún peores.

“En enero de 2019 era 3,5% la previsión del Banco Central. Luego, con toda la caída de la economía chilena antes del 18 de octubre quedó en 2,6% y después de ese día bajó sistemáticamente la proyección para el 2019”, afirmó. La rebaja en la perspectiva de crecimiento del emisor chileno llegó después de que el lunes se conociera que la economía chilena cayó un 3,4% en octubre, mes del inicio de las protestas.

Dejá tu comentario