Interior

Fuerte tormenta destruyó viviendas y cultivos en Itapúa y Alto Paraná

Aproximadamente el 33% de la población en el Este sufrió cortes de energía provocados por el temporal. En el VII Departamento, el fenómeno arrasó con las escuelas y la producción agrícola.

El fenómeno climático se inició con ráfagas de vientos que afectaron el servicio de energía eléctrica. Desde la mañana del lunes se precipitó una copiosa lluvia con fuertes vientos, que continuó entre la noche y la madrugada de ayer en el Departamento de Alto Paraná.

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) reportó la caída de 33 de los 92 alimentadores que la entidad posee en el departamento, de los cuales 27 fueron puestos en servicio en la misma noche y el resto con averías para reparación o reposición, en las últimas horas.

La entidad desplegó 13 cuadrillas que trabajaron bajo una intensa lluvia que seguía cayendo en la mañana de ayer. Los cortes de energía provocados por la tormenta afectaron aproximadamente al 33% de la población, dijo el ingeniero Alfredo Argüello, jefe de la División Regional Este de la ANDE.

Los servicios de energía eléctrica fueron afectados en distritos, como Yguazú, Juan León Mallorquín, San Cristóbal, Santa Rita, Naranjal, Ñacunday, Los Cedrales y Santa Fe del Paraná, además de Ciudad del Este y las ciudades metropolitanas, como Presidente Franco y Minga Guazú.

En San Cristóbal fuertes ráfagas de viento tumbaron 37 postes del tendido eléctrico de media tensión, mientras que la caída de rayos afectó una línea de 66 kV que transmite la energía desde la localidad de Paranambú, distrito de Ñacunday, al distrito de Naranjal, afectando también a parte de Los Cedrales. La caída de árboles sobre la red de tensión compacta protegida se registró en el kilómetro 14 Monday, en Minga Guazú. En esta zona, el temporal también provocó destrozos de postes de la ANDE.

Las ráfagas de vientos comenzaron a caer desde la mañana del lunes, que fueron seguidas de una copiosa lluvia con fuertes vientos en algunos sectores, desde las 19:30 hasta las 23:00, acompañados de algunos eventos aislados a la madrugada. La mayoría de los distritos afectados tuvieron caída de árboles y viviendas destechadas. Sin embargo, en el asentamiento Las Palmeras de Minga Guazú, ubicado a la altura del kilómetro 23 Acaray, el desprendimiento de un techo de zinc y la caída de parte de la pared dejaron dos heridos. Se trata de Ramón Oviedo y una hija menor, quienes sufrieron lesiones y fueron trasladados a un centro asistencial por los bomberos.

En el Cruce Aurora del distrito de Naranjal también se registraron viviendas destechadas, así como en el distrito de Yguazú, conforme al reporte de la Policía Nacional.

CAAZAPÁ. El tinglado de un colegio de la compañía Tupã Renda, distrito de Abaí, quedó destrozado tras el fuerte temporal. Una comisaría y la Unidad de Salud Familiar de la zona también fueron dañadas, reportó Richart González. El profesor Rolando Zerpp, director, dijo que afortunadamente el hecho no ocurrió en horario de clases, ya que de lo contrario más de 50 personas iban a resultar víctimas.

Dejá tu comentario