Economía

“Fue premeditada y traída de los pelos”

 

El presidente del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Neri Giménez, sostuvo ayer que la modificación de la Ley 4558, que amplía la preferencia al 40% de los productos nacionales, “indudablemente fue premeditada, traída de los pelos y ni siquiera midieron el mínimo porcentaje de análisis para hacer estos cambios”.

Cuestionó que se haya presentado y aprobado el proyecto de ley en el Senado sin poner a consideración de los gremios afectados. “Ni al Ministro de Industria y Comercio le consultaron. Hay que tener en cuenta que con esta medida van a afectar a un gran segmento, no solamente del rubro importador, sino también el comercial y el de servicios”. Sostuvo que los parlamentarios deberían haber buscado otros mecanismos para incentivar a la industria nacional, como dando créditos a largo plazo y tasas bajas, al igual que servicios públicos con menor costo para generar polos de desarrollo poblacional.

“Aquí lo que se busca es destruir un sector que es dinámico como el importador, que contribuye con más del 50% de los ingresos fiscales al Estado y con lo cual el Gobierno está cumpliendo su rol y llevar adelante el Presupuesto General de la Nación. Entonces, yo diría que con esto tampoco se beneficia a la industria. El perjuicio que va a causar es tan grande. Se tendrán menos ingresos fiscales, se tendrán productos de menor calidad y se fomentará la ineficiencia”, recalcó.

Giménez también rechazó que en el CIP haya empresas de maletín asociadas y que estas no representan a los importadores formales.

Dejá tu comentario