Sucesos

Familia de Renato querella a médicos por muerte del niño

 

Los familiares del pequeño Renato, fallecido en el Sanatorio Migone en agosto pasado, presentaron ayer una querella adhesiva en la causa por supuesta omisión de auxilio en contra de los médicos procesados.

El abogado de la familia de Renato, Julio Godoy, explicó que la querella por omisión de auxilio es para los médicos procesados por la Fiscalía, que se burlaban de Macarena, madre del pequeño, mientras la mujer pedía auxilio.

Sobre el punto, mencionó que “de esta manera la familia podrá proponer sus médicos peritos de confianza para que conformen la junta médica, que tiene que determinar la causa del fallecimiento de Renatito”.

Criticó el desempeño que realizó hasta el momento la Fiscalía. “La Fiscalía tenía los elementos suficientes de que se acreditó el homicidio culposo, con las pruebas del circuito cerrado y los testigos; sin embargo, no sé por qué motivo ellos están esperando la junta médica para evitar suspicacia”, indicó el abogado de la querella.

En ese sentido, mencionó que los médicos que ellos propusieron a la Fiscalía no fueron tenidos en cuenta, alegando de que ellos tienen sus médicos forenses del Ministerio Público. “Como víctimas no somos una parte activa del proceso, porque se requiere de este tipo de presentación (querella)”, explicó.

Asimismo, remarcó que están “analizando el cambio de carátula, que a mi criterio va más allá de una simple omisión de auxilio, ya que ellos tenían la capacidad profesional para manejar la situación y el conocimiento para el salvataje, por lo que pudieron haber hecho más”.

Por ello solicitarán el cambio a homicidio culposo.

En ese sentido, manifestó que “un hecho de omisión de auxilio se puede catalogar a un caso de accidente de tránsito, pero ellos eran pediatras y no quiero desviar la atención, pero quienes tuvieron en contacto con Renatito fueron la médica Laura Cena y también la enfermera, quienes a nuestro criterio no actuaron conforme a las leyes y con una gravedad, ya que no tenía titulo de pediatra habilitante y aun así la Fiscalía no le imputó hasta el día de hoy”.

El caso. El niño Renato ingresó el 20 de agosto pasado al Sanatorio Migone, ubicado en la ciudad de Asunción, para ser atendido por un cuadro de bronquitis.

Los familiares denunciaron una serie de supuestas irregularidades en la asistencia del paciente que ingresó al servicio de Urgencias y creen que un medicamento que le aplicaron hizo que se descompensara y luego falleciera en el lugar.

Para el Ministerio Público, los médicos podían haber brindado una asistencia de primeros auxilios.

Dejá tu comentario