Economía

Expertos sostienen que Paraguay pierde al reducir la tarifa de Itaipú

Ocurre que nuestro país apunta ahora a números por debajo del monto vigente hasta el año pasado y mientras Brasil siga contratando más del 80% de la producción, será el que más gane.

Considerando la próxima sesión ordinaria del Consejo de Administración de la Itaipú Binacional (IB), que se realiza el próximo martes buscando una vez más definir la tarifa 2022 de la entidad, expertos en energía sostienen que Paraguay termina perdiendo con cualquier reducción de los números. Por cierto, luego de la última reunión entre los presidentes de Paraguay y Brasil, Mario Abdo Benítez y Jair Bolsonaro, respectivamente, Paraguay bajó de su posición inicial de USD 22,60 kW/mes a USD 20,7 kW/mes.

Por un lado, Victorio Oxilia, ex secretario general de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), señaló por ejemplo que las expectativas de cualquier negociación en el marco de la revisión del Anexo C, que debe realizarse en el 2023, bajan, y plantea que el país debe buscar extender, hasta que se apruebe un nuevo Anexo C, el Acuerdo Operativo que beneficia a la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) en la compra de los excedentes de Itaipú, teniendo en cuenta que Eletrobras, es decir Brasil, se lleva la mayor parte de la energía.

Además, insistió en que la indefinición tarifaria favorece al gigante sudamericano porque este adquiere el 85% de la producción de la IB, y también implica la ejecución de un presupuesto con base, mayoritariamente, en una tarifa de USD 18,95 kW/mes, que es la que paga Brasil “provisoriamente”. “Sea cual fuera la tarifa por debajo de los USD 22,60 kW/mes, ya va a significar una pérdida de expectativas para los paraguayos”, argumentó Oxilia.

Más contratación. Por otro lado, el ingeniero Fabián Cáceres, ex gerente técnico de la ANDE, señaló que la mejor alternativa para Paraguay es aceptar que se perdió en la negociación de la tarifa 2022 y buscar reducir los números al mínimo, para posteriormente contratar toda la potencia paraguaya y venderla con los acuerdos más beneficiosos para el país.

Además, Cáceres indicó que en caso de una contratación del total de la potencia Brasil se dará cuenta que al final perdió la posibilidad de seguir contando con la energía paraguaya. “Vamos a aceptar reducir la tarifa y pelear que en el 2023 baje al mínimo, y salgamos a licitar toda la energía que le sobra a Paraguay. Hagamos una programación a largo plazo, haciendo contratos de forma anticipada, para invertir en la infraestructura del sector eléctrico”, dijo.

USD 18,95 por kW/mes es lo que paga Brasil provisoriamente por la tarifa de Itaipú, apoyándose en el Anexo C del Tratado.

USD 20,7 por kW/mes es lo que ahora plantea Paraguay, reduciendo sus pretensiones de USD 22,60 kW/mes.

Cuarto intento

Desde diciembre del año pasado que el Consejo de Administración viene reuniéndose cada dos meses sin llegar a un acuerdo en la tarifa. La anterior reunión fue en abril y se había encomendado al Directorio Ejecutivo un consenso para incluso convocar a una reunión extra en mayo, lo que finalmente no ocurrió. Esta será la cuarta ocasión en que los consejeros se reúnan para buscar una definición. En caso de un nuevo desacuerdo, el plazo se extenderá al menos hasta agosto, mes en que ya debe hablarse del presupuesto 2023.

Dejá tu comentario