Sucesos

Ex juez reconoció que dio hábeas corpus a Pavão por USD 140.000

 

El ex juez en lo Civil de Santaní Crescencio Ocampos Cano confesó ayer que recibió USD 140.000 del narcotraficante Jarvis Chimenes Pavão para intentar suspender la extradición al Brasil, hecho que le costó el puesto.

Ocampos, de 63 años, otorgó, en el 2017, al narcotraficante Pavão un hábeas corpus genérico, con lo cual intentó suspender la extradición al Brasil, y recibió el dinero señalado, según reveló en entrevista con ÚH.

Fue tras ser detenido por la Policía, por haber incumplido su prisión domiciliaria, por un accidente de tránsito que finalizó con dos muertos.

En aquella ocasión, Pavão estaba recluido en la sede de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional y finalmente fue extraditado al Brasil por orden de la jueza Lici Sánchez, quien en ese momento confirmó que la orden de extradición que había dictado debía ser cumplida, pese al hábeas corpus genérico otorgado por Ocampos, que ordenaba la suspensión de la extradición.

Pavão cumple en Brasil prisión de 17 años, por narcotráfico, lavado de dinero, asociación criminal y otros casos pendientes.

Ocampos indicó que habló con la abogada de Pavão, Laura Casuso (asesinada más tarde en Pedro Juan Caballero), a quien le solicitó USD 200.000 por la resolución, que Casuso debía redactar.

“Yo le dije ‘no hay problema, le voy a dar un hábeas corpus genérico, pero ustedes van a preparar’. Laura tenía un equipo frondoso de profesionales. ‘Ustedes tienen que elaborar la resolución’, le dije. Me ofrecieron primero G. 600 millones, yo les dije no. ‘Por USD 200.000 te voy hacer’, le dije”, comentó.

El equipo jurídico de Pavão realizó lo solicitado por Ocampos y luego de dos días un ex juez de Paz de Guayaybí Vidalino Jara se puso en contacto con el mismo, diciéndole que el documento estaba redactado y que al día siguiente se tenía que ir a firmar para recibir el dinero, siempre, según declaró Ocampos.

El ahora ex juez fue y recibió USD 140.000, que tras el cambio realizado en el centro de Asunción, se convirtió en alrededor de G. 1.000 millones.

El 27 de diciembre de 2017 el fiscal adjunto de Delitos Económicos y Anticorrupción, Federico Espinoza, decidió abrir una causa penal contra Ocampos por prevaricato. Según indicó Ocampos quedó libre de ese caso tras “arreglar” con el juez Amarilla, de Benjamín Aceval, a quien dijo haber pagado G. 70 millones.

Finalmente, Ocampos dijo que con el dinero recibido de Pavão se compró propiedades y construyó un inquilinato. También indicó que gastó en su salud mental.

Dejá tu comentario