Política

Esperan que Rivas solicite su desafuero en la Cámara Baja

 

Los diputados colorados, tanto de la bancada de Colorado Añetete como de Honor Colorado, esperan que el propio Tomás Rivas, imputado por varios delitos, solicite su desafuero para no someter a sus colegas a la situación “incómoda” de debatir sobre despojarlo de su inmunidad.

Por un lado, el diputado cartista Walter Harms confesó que el tema referente a Rivas es “delicado” para la bancada de Honor Colorado, a la cual pertenece el imputado legis-lador. “En realidad, últimamente, no hablamos con él sobre la cuestión, porque en la Cámara de Diputados siempre tenemos otros temas prioritarios. Hay que reconocer que es un momento complicado”, indicó.

Añadió que el cartismo supone “que él mismo va a pedir que se haga lugar al desafuero”. “No deberíamos poner ningún tipo de trabas. No es fácil hablar del tema. Hace años que somos colegas en Diputados”, señaló Harms.

Recordó que en algún momento Rivas se ofuscaba cuando se hablaba de un posible desafuero, pero en los últimos tiempos lo ve más consciente de la situación, y más de una vez lo escuchó decir que no quería ir más a la Cámara Baja, dando a entender la idea de una posible renuncia.

Lea más: Hace un año ya se pidió desafuero de Rivas que sigue con chicanas

Recordemos que Rivas fue uno de los principales defensores del colorado José María Ibáñez, quien también fue procesado por delitos idénticos a los del diputado de Paraguarí. A Ibáñez lo salvaron de la pérdida de investidura, pero luego tuvo que renunciar por la presión ciudadana.

Rivas está imputado por cobro indebido de honorarios, estafa y expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso, situación que fue revelada gracias a una investigación de Última Hora. También están siendo investigados los caseros del legislador, quienes aparentemente cobraban salario de Diputados, pero ni siquiera aparecían por la Cámara.

Depende de la justicia. Por su parte, el presidente de Diputados, Miguel Cuevas, de Añetete, también supone que el propio Rivas solicitará su desafuero una vez que el pedido llegue a la Cámara. “Si el pedido de la Justicia nos llega, no podremos hacer nada para detenerlo”, expresó el parlamentario hace unos días, en momentos en que él mismo es investigado por enriquecimiento ilícito.

En realidad, el 22 de mayo de 2018, el juez comunicó a la Cámara Baja para que el diputado Rivas sea puesto a disposición judicial. Hasta ahora, los imputados plantearon chicanas para trabar la causa. Hace pocos días, la causa de nuevo fue trabada, primero con una inconstitucionalidad y luego con la recusación a la jueza actual, Letizia Paredes.

Tras la comunicación hace un año, el entonces presidente de Diputados, Pedro Alliana, solicitó una aclaratoria de la situación, con lo que se informó que ese pedido había sido apelado por la defensa de Rivas, pese a que aún no había sido procesado. La defensa del legislador apeló la resolución del juez y de paso recusó a todos los camaristas, con lo que el caso llegó a la Corte, donde estuvo más de ocho meses, hasta que se destrabó.

Así, el 2 de mayo pasado, el Tribunal de Apelación Penal, Cuarta Sala, tras recibir el expediente, rechazó la apelación presentada por la defensa de Rivas. Sin embargo, la defensa promovió una acción de inconstitucionalidad en contra de la resolución del Tribunal de Apelación Penal, que rechazó su apelación contra el fallo que dispuso comunicar a la Cámara sobre el caso.

Suponemos que él mismo va a solicitar su desafuero. Hay que reconocer que es una situación muy incómoda. Walter Harms, diputado cartista.

Dejá tu comentario