Deportes

Escaso margen para una adecuada preparación copera

 

La situación está confusa y muy complicada para el reinicio de la Copa Libertadores de América a tal punto y es compresible, que no haya uniformidad en los arranques de los torneos sudamericanos. En algunos países como Bolivia, el fútbol volvería recién en noviembre con dos excepciones aprobadas por el Ministerio de Salud, los casos de Bolívar y Wilstermann que tendrán un permiso especial para jugar la competencia internacional.

En tanto, la Conmebol se mantiene en la fecha del 15 de setiembre como reapertura del evento, y justamente ese día está marcado el partido entre Wilstermann y Paranaense y para el 16, Bolívar enfrentado a Palmeiras. A esto se suma el decreto vigente en este país que prohíbe los espectáculos deportivos. El protocolo de viajes y estadía llevará al Paranaense a Cochabamba y al Palmeiras a La Paz para la confrontación de estos cotejos en un territorio cuya situación sanitaria es alarmante. La selección del altiplano también tendrá la autorización correspondiente. Y ya que estamos con la programación, Olimpia se deberá trasladar a São Paulo para enfrentar al Santos en una ciudad también sacudida enormemente por la pandemia.A un mes y medio de que vuelva a moverse el balón en la Copa, hay clubes como los paraguayos que son los primeros que sacan ventaja por la disputa del torneo. Después vendrá Perú, marcado para el 7 de agosto (todos los partidos en Lima), Uruguay para el sábado 8, Chile tiene la idea de volver el 15 de agosto aunque aún no está confirmada la fecha por las autoridades gubernamentales. En Ecuador es probable el 15 de este mes, en Colombia la fecha tentativa es el 29, al igual que Venezuela que dispondría de tres ciudades autorizadas: Caracas, Valencia y Barinas como sedes de la temporada en un sistema mucho más corto tratando de evitar largos viajes. Debemos agregar que ya anticipadamente Brasil programó el Brasilerão para el fin de semana (en el Maracaná, Flamengo recibirá al Mineiro de Junior Alonso como uno de los juegos más resaltantes).El calendario está así por ahora en Sudamérica y algunas federaciones se las ingenian para la organización de los certámenes, que tendrá un ambiente muy especial, puesto que se disputarán todos a puertas cerradas. Atrapado por la angustia

Lo de Argentina es un capítulo aparte. En un país tan pelotero el panorama es desconcertante donde no se avizora una probabilidad de retorno concreto. Reuniones suspendidas entre la AFA y el Gobierno son muestras contundentes de la incertidumbre. Incluso, los test previstos para este lunes quedaron postergados. Harían un apartado para que Boca, River, Racing, Defensa y Tigre, trabajen sobre la idea de un riguroso control sanitario en sus lugares de movilización. De los cinco participantes, tres están en la serie de equipos paraguayos. Boca, el más afamado tendrá que ver a Libertad el 17 de setiembre en el Defensores del Chaco, Guaraní ese mismo día recibirá a Tigre, y Defensa y Justicia volverá a ser rival de Olimpia el 23 de setiembre en Buenos Aires. Los medios argentinos sostienen que es absolutamente irregular la situación enfatizando que los representantes paraguayos tendrán más ritmo de competencia cuando llegue el momento de estos choques. Es evidente que es así, y que esta diferencia de preparación no se compadece de un formato serio.

El propio Gonzalo Belloso, secretario adjunto de la Conmebol, señaló tiempo atrás, que si club no está en condiciones de ser anfitrión de local podrá hacerlo en otra sede, y en esa cuestión habrá que esperar que actitud tomarán por ejemplo las entidades en Argentina.Doble competencia

En el orden local, el campeonato Apertura tiene previsto su finalización para el 4 de octubre y en esto hay que poner mucha atención, puesto que los equipos paraguayos estarán peleando el pase a octavos en la Libertadores. Doble competencia en días seguidos y sin probabilidad de retrasos. En cuanto a los números, Libertad es el que mejor está posicionado por dos encuentros con victorias. Olimpia hizo 4 de 6 y Guaraní sumó 3 unidades por un triunfo. En lo económico, imperan los premios otorgados por participación y aquellos que pasen percibirán 1.050.000 dólares por la siguiente fase. Una cantidad más que importante por el momento actual donde no hay ingresos por recaudación y cuanto más se avance la ganancia será mayor.

Diez en Primera

Todo parece indicar que el próximo año tendremos 10 equipos en Primera y esto como consecuencia que no se disputaría la Intermedia, aunque queda una reunión prevista entre el Ministerio de Salud y la APF para los primeros días de setiembre. Ya para entonces se sabrá con certeza lo que tanto se comenta que la mencionada categoría no se jugará este año, pese al reclamo de los futbolistas que se hicieron sentir con una nota presentada a la APF. Surgió la idea de un campeonato más corto y centralizado tratando de salvar la situación pero en concreto no hay nada.

Dejá tu comentario