País

Entre flores y cantos recibieron en casa las reliquias de Chiquitunga

Ayer llegaron desde Italia las urnas de la futura primera santa paraguaya. Con una celebración litúrgica y una gran caravana fueron llevados sus restos hasta el Monasterio de las Carmelitas.

En el Día de la Juventud y el inicio de la primavera, con mucha algarabía, flores y cantos fueron recibidas en una emotiva celebración las urnas que contienen los restos sagrados de la beata paraguaya María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga.

Las urnas de la futura primera santa paraguaya arribaron desde Italia alrededor de las 04:50 de ayer en el aeropuerto Silvio Pettirossi, donde cientos de devotos estaban aguardando con mucho fervor, entre ellos, su hermana, Mireya Guggiari, y otros familiares.

Alrededor de las 07:30, las reliquias de María Felicia salieron del aeropuerto rumbo al Monasterio de las Carmelitas Descalzas en carros de los bomberos voluntarios de Capiatá al son de las sirenas en una gran caravana vehicular en compañía de familiares de Chiquitunga, la Policía Nacional, agentes del grupo Lince y los miembros de las Carmelitas Descalzas.

Al paso de la caravana fieles salían en sus balcones y en las calles con globos y banderas para saludar a la beata. Ahora las reliquias de Chiquitunga descansan en su hogar, en el Monasterio de las Carmelitas.

“No tengo palabras en este momento tan hermoso, a ella desde chica le gustó ayudar a los demás, yo tenía una santa en mi casa. La recordamos como una hermana ejemplar, no se enojaba nunca. Era una belleza de persona y nosotros le decíamos: ¿Por qué Dios no nos hizo como vos?”, exclamó entre lágrimas y mucha emoción la hermana de Chiquitunga, Mireya Guggiari, quien esperaba con ansias las reliquias.

mensaje a los jóvenes. Tras el arribo de las urnas al país se realizó una misa en el estacionamiento de la principal estación aérea; la cual fue presidida por el obispo de Villarrica, Adalberto Martínez, quien resaltó la figura de Chiquitunga como una representante ejemplar de la juventud.

”El ejemplo Chiquitunga es una invitación a todos, pero en especial a los jóvenes, al compromiso social y político con el bien común del país. Recordamos las palabras del papa Francisco cuando exhorta a los jóvenes a no balconear la vida, a armar lío y a trabajar con decisión y coraje”, destacó el religioso en su homilía.

El arzobispo de Asunción Edmundo Valenzuela, recordó al joven José Daniel Zaván y mencionó que el caso del joven, único sobreviviente de un accidente aéreo podría ser un milagro atribuido a Chiquitunga y elevarla a la santidad. El hecho está documentado por la iglesia.


Desde chica le gustó ayudar a los demás, tenía una santa en mi casa, era una hermana ejemplar. Mireya Guggiari, hermana de Chiquitunga.

Soy devota desde hace muchos años, yo le pedí por mi nieto que estaba muy enfermo y me hizo el milagro. Cristina Tucci, devota de Chiquitunga.

Dejá tu comentario