Economía

El Gobierno no logra destrabar el negocio de la exportación de reales

Hacienda y BCP enviarán a las autoridades de Brasil un reporte oficial sobre las actividades de comercio fronterizo para que los bancos reanuden las operaciones de remesas, hoy suspendidas.

Las autoridades económicas del país no logran aún destrabar el negocio de la exportación de reales, tras haberse reunido con sus pares de Brasil. El compromiso de enviar información sobre el tráfico de turistas brasileños que vienen a las ciudades fronterizas a hacer sus compras y la invitación a que más entidades bancarias (tanto nacionales como del país vecino) incursionen en el negocio de remesas físicas de divisas, son las medidas que el Gobierno anuncia que serán aplicadas para intentar reanudar estas operaciones.

Estas disposiciones fueron el resultado de la reunión que mantuvieron el ministro de Hacienda, Benigno López, y el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, con sus pares en Brasilia, el pasado miércoles. De esta manera, queda en manos del sector privado la tarea de reanudar las operaciones de repatriación de billetes al Brasil, ya que la intención de remitir información al Gobierno de Jair Bolsonaro consiste en que los bancos del otro lado de la frontera opten por abrirse a la recepción de divisas provenientes del mercado local.

“Quedamos en proveer toda la información que el Banco Central o el Ministerio de Economía (de Brasil) nos pidan, con respecto a la consistencia de la actividad económica de la frontera, en relación del monto (de reales) exportado. Vamos a tomar todas las medidas que desde el Gobierno podamos tomar para facilitar, explicar y dar respuesta a toda la frontera, para que puedan seguir comerciando como lo están haciendo hasta hoy”, expresó López, en conferencia de prensa brindada ayer en Mburuvicha Róga, tras el encuentro que tuvieron con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, para brindar detalles de lo tratado en Brasil.

El titular de Hacienda informó que las autoridades brasileñas aseguraron que no existe restricción alguna por parte del Banco Central ni del Ministerio de Economía de ese país, para que se efectúe la importación de reales desde el Paraguay. Agregó que los bancos privados del Brasil (Paulista y Rendimento) decidieron unilateralmente suspender estas operaciones como consecuencia de las investigaciones del caso Lava Jato, en busca de mayor información para dar respuesta a sus autoridades nacionales.

Recordó que la información que generó la duda consistía en que al Paraguay ingresaban 300.000 turistas al año desde el Brasil, pero aclaró que ese dato se refiere a personas que se hospedan al menos una noche en el territorio paraguayo. “Sin embargo, el flujo de turistas al día, la gente que va y viene, que cruza la frontera, varía entre 20 y 30 millones de personas; cuando tengamos todos esos números y esa proyección económica, seguramente van a quedar más tranquilos las autoridades brasileras y, por tanto, también los bancos brasileros que están operando en el negocio de exportación de divisas”, sostuvo.

El ministro recalcó que no hablaron en Brasil sobre el temor de que se esté lavando dinero desde las operaciones de remesas físicas desde Paraguay, sino de “una situación real” sobre la cantidad de turistas que no justificarían el monto de exportación. Estimó que el cepo a las operaciones en reales en las ciudades de frontera ejercerá un “impacto importante” en la actividad económica de la zona y admitió que el levantamiento de la suspensión de exportación de reales “va a tomar su tiempo”, pues entre hoy y el lunes remitirán la información solicitada al Brasil. “Va a depender también de que los bancos paraguayos puedan dar la respuesta correcta a sus corresponsales a la hora de la transferencia”, concluyó.

Dejá tu comentario