Mundo

El Gobierno de Macri luchará para revertir resultado de las primarias

“En estos 72 días van a ver a Cambiemos en la calle, en los barrios, en todos lados buscando a la gente para salir adelante con el cambio”, dijo la ministra de Seguridad del país, Patricia Bullrich.

El Gobierno argentino del presidente Mauricio Macri consideró ayer que todavía tiene posibilidades de luchar por la reelección en los comicios del 27 de octubre, a pesar de los malos resultados obtenidos en las primarias del domingo, y anunció que estará en las calles para salir adelante con el cambio.

“En estos 72 días van a ver a Cambiemos (oficialismo) en la calle, en los barrios, en todos lados buscando a la gente para salir adelante con el cambio”, manifestó la ministra de Seguridad del país, Patricia Bullrich, en rueda de prensa.

La ministra destacó que comprendieron el mensaje que los argentinos lanzaron a través de las urnas, que se sintetizó en una victoria del peronista Frente de Todos por 15 puntos, unos comicios a los que quiso quitar importancia ya que no se decidió nada y de los cuales se pueden recuperar apuntando al corazón de los argentinos.

“Cambiemos hoy ha tomado una decisión muy importante frente a toda su gente, que es que vamos a por los votos de los argentinos, que vamos por el alma y el corazón de los argentinos que creen en las mismas ideas por las que estamos hoy en el Gobierno”, añadió.

Destacó que, además de luchar por los votos, la labor del Gobierno ahora es garantizar la gobernabilidad de un país que, al menos hasta las presidenciales, dirige Mauricio Macri. “Hemos decidido dar todos los pasos necesarios para que la Argentina tenga gobernabilidad y que se entienda que el Gobierno de Argentina es el Gobierno del presidente Macri (...) y lo va a ser de acuerdo por supuesto a lo que decida la gente, que aun no decidió, el 27 de octubre”, valoró.

Sobre el diálogo telefónico que Macri mantuvo con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo que es una muestra de la actitud democrática, abierta y clara del oficialismo. Junto a Bullrich compareció el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien aprovechó para defender el paquete de medidas económicas anunciadas ayer por Macri que incluyen un aumento del salario mínimo y beneficios fiscales para trabajadores y pequeños y medianos empresarios. Estas medidas son para empezar a corregir distorsiones que afectaban a la clase media, medidas que se van a seguir manteniendo y se van a amplificar”, concluyó.

Por otro lado, “Macri quedó frente a su hora más delicada: tiene que elegir un curso de acción para terminar medianamente en orden su mandato, y más todavía, asegurar que se cumpla efectivamente su objetivo primario cuando asumió, terminarlo en plazo, y entregar el poder el 10 de diciembre”, destacó el politólogo Marcos Novaro.

Según este analista, el presidente está ante la disyuntiva de actuar como candidato o como gobernante. “Tendrá que tomar decisiones difíciles y privilegiar uno de los dos roles. Es muy probable que si se ocupa solo o mayormente de competir, la gobernabilidad tienda bien pronto a evaporarse”, dijo.

Dejá tu comentario