25 feb. 2024

El General estuvo inclemente

General Caballero de Juan León Mallorquín superó sin complicaciones por 2-0 a Resistencia en el Ka’arendy en el arranque del Torneo Apertura.

El duelo con el mote de seis puntos fue para los locales; el equipo de General aumentó su paternidad ante los de la Chacarita. Tres victorias seguidas, las últimas dos en su feudo.

En cuanto al desarrollo del partido, el equipo de Mallorquín fue más en la primera mitad, en cuanto a la posesión del balón e imprimiendo velocidad de mediocampo para arriba. Por su parte, el conjunto comandado por Miguel Ángel Zahzú no supo acomodarse en el partido y apostó a las pelotas largas con intención de sorprender al rival con Diego Martínez en la zona ofensiva.

El primer tanto del encuentro llegó cuando bajaba el telón de la primera fracción, con Guillermo Hauché, gracias a una buena habilitación que Manuel Romero conectó de cabeza para vencer al portero de Resi, Rhuan Dos Santos.

EN LA COMPLEMENTARIA. La Celeste inició mejor y en una de las primeras acciones perdió la oportunidad de empate a través de un cabezazo de Ruan Vinicius. Resi se adueñó de la pelota, pero le faltó la puntada final. Sin embargo, el equipo local aprovechó su momento y a los 60’ por intermedio de su goleador, Clementino González, facturó y se acrecentó la confianza con 2-0 a favor.

Como si fuera poco, a los 78’, los chacariteños se quedaron con un menos, cuando Ruan Vinicius vio la roja a causa de una jugada temeraria sobre Hauché.


Victoria clave para el Rojo mallorquino, de local, ante un rival directo.

10°
gol de Clementino González en Primera, todos con General Caballero de Mallorquín, en 33 partidos.

Victoria importante
Humberto Ovelar, en conferencia de prensa, se refirió a la victoria de sus dirigidos en el arranque del torneo Apertura. “Estoy contento con el resultado positivo, desde ahora ya vamos a trabajar para lo que será la segunda fecha”. El DT ya piensa en la visita ante el Sportivo Luqueño.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.