Interior

El fuego se controló en Chovoreca y Caazapá, pero siguen conflictos

Los parques nacionales fueron duramente golpeados. Bomberos caazapeños lamentan que tras labor seguirán las plantaciones de marihuana y la tala de árboles.

Alcides Manena y Richart González
ALTO PARAGUAY Y CAAZAPÁ

Las repentinas lluvias en la zona del Departamento de Caazapá ayudaron a controlar ayer el incendio en el Parque Nacional, que ya estaba consumiendo más de 50 hectáreas de bosques vírgenes tras dos días de intenso trabajo de los bomberos de San Juan Nepomuceno, Caazapá, guardaparques, militares y policías para sofocar las llamas.

Además, se utilizó una avioneta cisterna para poder combatir los focos vía aérea; sin embargo, solo se pudo controlar con la tenue lluvia.

El fuego arrasó con miles de árboles y plantas, además de animales silvestres, entre otros. Se constató que en el lugar se practica constantemente la tala de árboles, hecho que uno de los bomberos lamentó diciendo que ellos se esmeran en defender los bosques para que otros luego vengan a talar árboles.

Mencionaron que si bien el origen del incendio en este lugar se desconoce, no se descarta que haya sido provocado “de manera intencional presuntamente por narcos”, según indicó Antonio Bogado, comandante del Cuerpo de Bomberos de Villarrica.

Bogado ironizó que dentro de 6 a 8 meses, en el sitio se encontrará “la mejor marihuana del país”, luego de que los voluntarios fueron sorprendidos con disparos intimidatorios de parte de este grupo presuntamente, cuando intentaban salvar la zona boscosa que estaba siendo consumida por las llamas.

Agregó que los bomberos están en bancarrota y que “la ayuda del Estado no llega, ni en herramientas a las compañías del interior", refirió.

evalÚan daños. En el Monumento Natural Chovoreca se confirmó que el incendio que causó severo daño se controló tras más de un mes y medio de intenso trabajo de bomberos, ganaderos y el centro operativo de emergencia.

Ayer, el equipo de combate celebró bailando bajo la lluvia la tregua, que les da un respiro y la posibilidad de retornar a sus bases después de largos días de trabajo para contener el incendio que avanzaba desde Bolivia en la frontera misma con Paraguay.

El capitán Rodolfo Báez del cuerpo de bomberos voluntarios de Neuland confirmó que “luego de varias semanas de lucha ahora podemos decir que estamos tranquilos”.

CortaFuego. En la zona se realizó una picada cortafuego que impide el ingreso de las llamas proveniente de la frontera boliviana hacia territorio paraguayo. La picada se denomina Línea 28 y se extiende desde el Hito 7 hasta el Hito 8. También sigue el monitoreo.

Por medio de un proyecto de resolución, el pleno de la Cámara de Diputados, insta al Poder Ejecutivo, que a través del Ministerio de Relaciones Exteriores a entablar conversaciones oficiales con el gobierno de Bolivia para el control de incendios, la planificación de medidas de resarcimiento por los daños causados a la fauna y la flora.

Dejá tu comentario