Economía

El crédito continúa frenado en medio del temor y la incertidumbre

Los préstamos no logran acelerarse a un nivel significativo, a pesar de las medidas de apoyo del Gobierno. Los depósitos aumentan fuertemente y demuestran que la gente no gasta ni invierte.

Los depósitos captados por los bancos de plaza siguen incrementando su ritmo de expansión y en mayo de 2020 llegó a 15,9% -al triple del nivel en que se incrementaron los créditos-, para sumar G. 108,8 billones, según últimos registros compartidos por la Superintendencia de Bancos (SIB), del Banco Central del Paraguay (BCP).

Esta situación se genera en coincidencia con la incertidumbre que persiste en la economía debido a los efectos de la pandemia de Covid-19, y que lleva a personas y empresas a guardar su dinero en lugar de gastarlo o invertir, según analistas.

Por otro lado, los créditos bancarios sumaron G. 93,6 billones al quinto mes del corriente año y revirtieron el resultado negativo que se había observado en el mes anterior, pero con una variación mensual de apenas 0,86% respecto a abril. Estos recursos también aumentaron en 5,3% desde mayo de 2019, un ritmo que se ubica por encima del crecimiento de 4,2% que arrojaron en el cálculo interanual en abril último.

Aún con el incremento del ritmo de crecimiento interanual de los préstamos, este indicador sigue lejos del nivel de crecimiento cercano a 20% que exhibía un año atrás, mientras que el correspondiente a los depósitos se aceleró intensamente (ver infografía). Al cierre de mayo de 2020, los créditos representaron el 86% de los depósitos, en el sistema bancario; hace un año, esta relación se encontraba en 94,6%.

El freno que persiste en el mercado financiero se da a pesar de las medidas de apoyo financiero dispuestas por el BCP, como la reducción del encaje legal en monedas nacional y extranjera, disponibilidad de ventanillas de liquidez, flexibilización de las condiciones de financiamiento y recorte a la tasa de interés de referencia.

La liquidez del sistema pasó así de G. 1,5 billones a G. 7 billones y las tasas de interés disminuyeron en abril de 2020, respecto al mismo mes del 2019, en 2,35 puntos porcentuales en el caso de los créditos en guaraníes; y en 0,69 puntos en el de los depósitos.

Entre otros indicadores del sistema bancario, la morosidad experimentó una leve reducción en mayo de 2020, a 3,33% desde el 3,37% registrado en abril, y las ganancias de las entidades disminuyeron en 27,8% respecto a mayo de 2019, en un nivel menor al 28,5% de retracción reportado en abril de 2020 y con una recuperación mensual de 24,1%, para ubicarse en G. 922.598 millones.

Incidencia de la política. Para Beltrán Macchi, vicepresidente de la Asociación de Bancos del Paraguay (Asobán), el accionar de los Poderes del Estado está contribuyendo a que se incremente la incertidumbre en el mercado local. Advierte que la conducción política del país no está a la altura de las expectativas en la generación de proyectos de Ley consistentes con el modelo económico que Paraguay ha definido y observa brotes de populismo en varias iniciativas parlamentarias, así como una tolerancia a la corrupción desde el Ejecutivo y un incentivo a la impunidad desde el sistema judicial.

“Los agentes económicos necesitan visualizar el futuro, de por sí es complejo de ver el final de la condición sanitaria a que nos llevó la pandemia”, exclamó.

Embed


Fogapy alcanzó el 30% de ejecución
La ejecución de las garantías del Fondo de Garantía Fogapy, administrado por la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), llegó recién al 30% de su meta en la semana pasada, con un total de 7.758 créditos aprobados, según Bruno de Felippe, representante de la Asociación de Emprendedores del Paraguay (Asepy).
En cuanto a los montos desembolsados, sostuvo que sumaron USD 142 millones y quedan pendientes USD 423 millones. Las pequeñas empresas son las que recibieron mayor crédito, con una participación de 39%, mientras que las medianas incidieron en 26% y las microempresas, en 23%. Las grandes empresas obtuvieron un 12%.

Dejá tu comentario