Mundo

El coronavirus crece y OMS alerta que el mundo “no está preparado”

Mientras el mal se propaga en 30 países dejando más de 80.000 contagiados, la OMS alerta que el mundo “no está preparado” para afrontar la epidemia. Se registraron más muertes en Irán e Italia.

El nuevo coronavirus avanzaba ayer inexorable ante un mundo que “simplemente no está preparado” para hacerle frente, advirtió un experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Surgida en diciembre en el centro de China, la epidemia se estancó en ese país donde enfermaron unas 77.000 personas de las que ya murieron 2.600, según la OMS. Pero cada día se propaga por una treintena de países, donde ya dejó más de 40 muertos y 2.500 contagiados.

Corea del Sur, Italia e Irán registraron un drástico aumento en las infecciones y las muertes por el coronavirus, que se extendió también por Austria, Croacia, España y Francia, además de varios países de Oriente Medio.

“Tienen que estar preparados para gestionar esto a mayor escala y se tiene que hacer rápidamente”, dijo Bruce Aylward, experto que dirige la misión conjunta OMS/China, elogiando el trabajo de las autoridades chinas para frenar la epidemia e instó a los países a aprender de esta experiencia.

MUNDIAL. En Europa, Italia es el país más afectado por el nuevo coronavirus con 11 muertos y al menos 322 contagiados.

Hoteles en la isla canaria de Tenerife (España) y en Innsbruck (Austria) están en cuarentena después de detectarse un caso (en Innsbruck) o la presencia de un italiano que podría ser portador del virus (Tenerife).

Tres nuevas regiones italianas, Toscana (centro), Sicilia (sur) y Liguria (noroeste), registraron casos, según Protección Civil, por lo que son ya ocho regiones con enfermos de neumonía COVID-19, mientras que 21 están bajo observación.

Pese a la rápida propagación, los países vecinos de Italia se comprometieron a mantener las fronteras abiertas, ya que cerrarlas “sería un error desproporcionado“, según las conclusiones de una reunión ministerial en Roma en la que estuvieron representados Italia, Francia, Suiza, Austria, Croacia, Alemania y la Unión Europea. Los ministros decidieron evaluar caso por caso la eventual anulación de eventos.

En Corea del Sur, el presidente Moon Jae-in advirtió que el brote es “muy grave”, con 10 muertos hasta ahora y unos mil infectados, el más alto fuera de China. En el país se cancelaron conciertos de estrellas del K-pop o eventos deportivos como el mundial de tenis de mesa.

Más del 80% de las infecciones están alrededor de Daegu, la cuarta ciudad más grande del país, donde las calles llevan días vacías y se ve gente haciendo largas colas para comprar mascarillas. La mayoría de infecciones están relacionadas con la iglesia Shincheonji, acusada por sus detractores de ser una secta.

En Japón murió un cuarto pasajero del Diamond Princess, un crucero bloqueado desde hace días con 700 personas que dieron positivo por coronavirus. La víctima era un hombre de unos 80 años.

Las infecciones también se dispararon en territorio japonés, con al menos 160 casos y un muerto. En Irán, la misión de un equipo de expertos de la OMS se atrasó, aunque sigue prevista.

Teherán anunció ayer tres nuevos muertos, con lo que ya son 15 las personas que sucumbieron al coronavirus, muy letal entre personas mayores con otras patologías.

Autoridades argelinas anunciaron ayer un primer caso del nuevo virus en Argelia, un italiano que llegó al país el 17 de febrero. Hasta la fecha, el único caso confirmado de la enfermedad en África se registró en Egipto.


El cloroquina sería eficaz contra el virus
Un tratamiento con cloroquina, más usado para combatir la malaria, mostró señales de eficacia contra el coronavirus, aseguró ayer Didier Raoult, director del Instituto Mediterráneo de Infecciones en Marsella (sur de Francia), con base en resultados de un estudio clínico chino. “Sabíamos que la cloroquina era eficaz in vitro contra el nuevo coronavirus y la evaluación clínica hecha en China lo confirmó”, explica Raoult al comentar la primera publicación sobre este estudio de tres investigadores chinos en la revista BioScience Trends. AFP

Dejá tu comentario