Mundo

El cohete de la NASA con vehículo explorador despegó rumbo a Marte

La nave Mars 2020 de la NASA despegó ayer de EEUU rumbo a Marte y verá la posibilidad de enviar humanos desde 2030. La misión transporta un nuevo vehículo que explorará indicios de vida.

Temblores de tierra, problemas de comunicación y gran emoción marcaron ayer el lanzamiento del cohete que puso rumbo a Marte al rover Perseverance, que buscará indicios de vida presente y pasada en un planeta al que EEUU quiere enviar seres humanos a partir de 2030.

El titular de la NASA, Jim Bridenstine, aseguró tras el lanzamiento que encontrar vida en Marte “sería el mayor descubrimiento de la humanidad” y “transformaría la forma en la que desarrollamos la exploración espacial”.

“Sería el mayor descubrimiento de la historia, pero creo que también nos permitiría hacer más de lo que nunca hicimos porque habría mucho más interés en ir más allá”, indicó Bridenstine.

El cohete Atlas V, al que iba acoplado el Perseverance, despegó en la mañana de ayer desde el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida) y comenzó así la misión Mars 2020 de la NASA, con un coste de unos 2.700 millones de dólares.

Antes de detectarse problemas técnicos mínimos, Perseverance, un vehículo movido por energía nuclear y dotado de una nueva generación de dispositivos robóticos espaciales, tiene previsto llegar al cráter Jezero de Marte el próximo 18 de febrero.

El vehículo, al que le dio su nombre un niño de Virginia, recorrerá un millón de millas (1.609 millones de kilómetros) hasta aterrizar en la superficie marciana para completar una misión que durará como mínimo un año en Marte, o lo que es lo mismo 687 días terrícolas.

PROBLEMAS. La nave Mars 2020, que transporta el nuevo vehículo de la NASA enviado para explorar Marte, experimentó tras el despegue algunos problemas técnicos mínimos y mantiene operativos solamente sus sistemas esenciales, informó ayer la agencia espacial de EEUU.

“Los datos indican que la nave espacial ingresó en un estado conocido como modo seguro, probablemente porque parte de la nave espacial se encontraba un poco más fría que lo esperado mientras se encontraba en la sombra de la tierra”, dijo la NASA, que agregó que la misión estaba evaluando completamente el estado del artefacto. Cuando una nave entra en modo seguro, apaga todos los sistemas excepto los esenciales hasta que recibe nuevos comandos del control de la misión.

Matt Wallace, subdirector de proyectos de la misión, sostuvo que el hecho de que la nave espacial entrara en modo seguro no era muy preocupante. “Eso está perfectamente bien, la nave espacial está feliz allí”, explicó. La nave espacial dejó la sombra de la tierra y las temperaturas ahora son normales.

“En este momento, la misión Mars 2020 está completando una evaluación de salud completa en la nave espacial y trabaja para devolverla a una configuración nominal para su viaje a Marte”, agregó la NASA.

La nave espacial también experimentó un retraso al establecer su enlace de comunicaciones con el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California (oeste de EEUU), su control de misión.

Mars 2020 envió su primera señal a los controladores en tierra en la mañana de ayer, pero no fue sino hasta cerca del mediodía que estableció la telemetría, datos más detallados sobre la nave espacial.

“El equipo trabaja a través de esa telemetría, van a revisar el resto de la sanidad de la nave espacial. Hasta ahora, todo se ve bien, así que sabremos más dentro de poco”, aseguró Wallace.

DETALLES TÉCNICOS. Minutos antes del despegue un pequeño temblor de intensidad tres se vivió en el centro de control de Pasadena (California), que despidió a Perseverance en sus último trecho en la tierra, pero que al fin no tuvo incidencia alguna.

Los expertos de la NASA reiteraron la “perfección del despegue” tras el lanzamiento que se realizó bajo unas condiciones inmejorables, y aunque hay algunos problemas de comunicación para recibir los datos de la nave, aseguraron que “es algo habitual” en el espacio profundo.

“Tenemos suficiente tiempo para recuperar la señal y empezar a interactuar con la nave para realizar las correcciones de trayectoria necesarias durante los próximos días”, explicó el gerente adjunto del proyecto, Matt Wallace.

El envío de lo que serán las primeras muestras de Marte forma parte de una segunda misión que iniciará en 2026 con la colaboración de la Agencia Espacial Europea (ESA) y que requerirá hasta tres lanzamientos para que los científicos puedan analizar directamente los sedimentos del otro mundo. Algunos de los vehículos rover predecesores que EEUU envió a Marte fueron Sojourner, Spirit, Opportunity y Curiosity, este último llegó al planeta en 2012.


La máquina Rover
El vehículo Rover, que empezó a construirse hace casi una década, pesa más de una tonelada y cuenta con diversos dispositivos que le permitirán cumplir los objetivos de la misión 2020 Mars Rover. Aparte de buscar vida microscópica, transformará el dióxido de carbono en oxígeno para futuras exploraciones con humanos y hará volar la primera aeronave en la fina atmósfera de Marte. Perservarance cuenta con un brazo robótico, el helicóptero Ingenuity, veinticinco cámaras y el primer micrófono que permitirá retransmitir los sonidos de Marte. EFE

Dejá tu comentario