Mundo

El cese de ayudas amenaza a millones de brasileños

 

A lo largo de 2020, la organizadora de eventos Joana Darc sobrevivió junto a sus 2 hijos y un sobrino gracias a una ayuda concedida por el Gobierno durante la pandemia. Pero el fin del subsidio estatal amenaza ahora el sustento de la familia y el de otros 66 millones de brasileños.

Con la llegada de la pandemia, Darc vio cómo los eventos que solía organizar eran cancelados. Sin ellos, su renta se redujo a cero y se vio obligada a recurrir a un subsidio estatal para poder mantener a su familia. Durante meses recibió 600 reales (113 dólares) por parte del Gobierno, un valor insuficiente para pagar todas las cuentas, pero imprescindible para poder sobrevivir. La situación se agravó cuando las ayudas fueron reducidas en setiembre hasta los 300 reales (56 dólares) y, desde el 1 de enero, totalmente interrumpidas.

Como Darc, más de 66 millones de personas recibieron directamente el auxilio de emergencia, mientras que un total de 126 millones de brasileños se vieron beneficiados indirectamente. Tras el pago de la última cuota, en diciembre, sin embargo, los efectos ya se sienten en el bolsillo. La interrupción de los subsidios amenaza no solo el sustento de millones de familias, sino también una recuperación más robusta de la mayor economía de Suramérica. EFE

Dejá tu comentario