Economía

El BID presentó sus recetas para potenciar el desarrollo paraguayo

El organismo dio a conocer un estudio con sus recomendaciones para alcanzar mayores niveles de progreso. Destaca la necesidad de invertir en obras, mejorar calidad del gasto y tener un sistema tributario equitativo.

En un evento que se realizó ayer en el World Trade Center y que contó con la presencia de varios miembros del Equipo Económico Nacional, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó su estudio denominado Paraguay: Rutas para el desarrollo.

El organismo multilateral sostiene que los pilares que pueden propulsar una transformación productiva son cuatro: integración y diversificación; infraestructura productiva; capital humano y condiciones de vida; y gestión pública e instituciones.

Para el cumplimiento de estos pilares, sugiere una serie de políticas prioritarias, entre las que se destacan la necesidad de priorizar inversiones que mejoren el tránsito de productos y servicios, fortalecer al Ministerio de Obras Públicas (MOPC) en la planificación y ejecución de proyectos, y atender los vacíos de oferta educativa. A esto agrega la urgencia por mejorar la calidad y eficiencia del gasto, y por construir un sistema tributario más efectivo y equitativo (ver infografía).

Estas recomendaciones son también parte del reclamo que hizo el sector privado al gobierno de Mario Abdo, recordando años anteriores con déficits en obras, baja calidad educativa y aumento desmedido del gasto público, sobre todo, en el tema salarial.

“Paraguay ha logrado crecer y reducir desigualdades en los últimos años, con un manejo económico adecuado y responsable. Creemos que lo mejor está todavía por venir, pero existen retos internos que debe superar el país para avanzar. En esos retos queremos concentrarnos y apoyarlos”, expresó el vicepresidente de Países del BID, Alexandre Meira da Rosa, quien se encargó de presentar el estudio.

Meira da Rosa ratificó el compromiso del organismo multilateral para seguir ayudando al desarrollo del país, para lo cual cuentan con una importante cartera de USD 1.600 millones y con esta clase de estudios que se constituyen en una base de datos fundamental para las reformas.

Provecho micro. El documento indica que si bien estas políticas pueden incidir en mayor desarrollo, el Gobierno debe garantizar que estos beneficios generen un mejoramiento de las condiciones de vida de la población.

En ese contexto, agrega que nuestro país afronta un doble desafío para acabar con las barreras actuales: promover cambios estructurales que generen ganancias de productividad; y al mismo tiempo, garantizar que dichas transformaciones productivas se traduzcan en beneficios para la gente, particularmente para los jóvenes, mujeres y poblaciones indígenas.

“Esto significa que el país debe reforzar un círculo virtuoso en el cual, la generación de oportunidades productivas se enlaza con mayores niveles de capital humano, mejor infraestructura e instituciones fuertes, las que, a su vez, refuerzan el potencial productivo de la economía”, concluye el estudio presentado ayer.

Dejá tu comentario