Sucesos

El 13 de enero debe definir el juez si RGD guardará prisión preventiva

El juez Gustavo Amarilla admitió ayer la nueva imputación contra Ramón González Daher en la causa que se le inició por el hurto de cheques y su uso continuando con el esquema de extorsión.

El usurero luqueño Ramón González Daher ya fue notificado para su audiencia de imposición de medidas ante el juez Penal de Garantías, Gustavo Amarilla, quien debe resolver el pedido de la Fiscalía de imponer la medida de prisión preventiva para el ex dirigente deportivo.

Ayer, el magistrado admitió la imputación contra Ramón González Daher en una nueva causa que es investigada por la agente fiscal Natalia Cacavelos y citó al prestamista para el jueves 13 de enero próximo para su audiencia de imposición de medidas.

El prestamista luqueño, condenado por usura, lavado de dinero y declaración falsa, fue imputado en una nueva causa por quebrantamiento del depósito, en calidad de instigador, y extorsión, en calidad de autor, por sospechas de haber recuperado unos 380 cheques hurtados de un juzgado de Delitos Económicos, con los cuales habría vuelto a sus prácticas de apriete a sus víctimas; es decir, por las que ya fue sentenciado.

La fiscala Cacavelos, que atiende esta nueva causa, había solicitado la medida de prisión preventiva para el encausado, luego de presentar la imputación el pasado 28 de diciembre.

Para la Fiscalía, existen sospechas suficientes de que RGD incurre en el delito de obstrucción de la justicia.

Fuentes de la investigación afirman que el usurero luqueño sigue ejerciendo poder y cierto dominio en una parte del sistema judicial y ésta sería la razón por la que urge una resolución sobre la medida de prisión preventiva para el potentado ex dirigente deportivo.

Esto teniendo en cuenta que el imputado podría articular acciones para entorpecer el orden de la investigación, así como la de ocultar gran parte de las evidencias, entre otros elementos que ayude a la Fiscalía como pruebas para esclarecer el caso y puedan ser presentadas en un eventual juicio oral.

nueva causa. En la causa, Ramón está sospechado de orquestar la sustracción de un lote de 380 cheques del depósito de un Juzgado Penal. El hurto se habría registrado entre febrero y julio del año pasado, siendo reportada la desaparición de las evidencias a inicios de su juicio.

Tres de esos cheques, fueron dados por Ramón al empresario Alberto Antebi, en el domicilio del primero, en Luque, lo que demuestra que las hojas de cheques hurtadas del juzgado fueron a parar nuevamente en poder del ex dirigente deportivo, quien los utilizaba otra vez en su mismo esquema de apriete y doble cobro.

RGD fue condenado a 15 años de prisión por usura, lavado de dinero y declaración falsa, mientras que su hijo, Fernando González Karjallo fue sentenciado a 5 años de cárcel por usura.

Dejá tu comentario