Política

EEUU insta a rever la decisión sobre Israel y Marito llama a la paz

 

Raúl Cortese

ITAPÚA

Mientras el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, llamó ayer al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, para instarle a revisar su decisión y dar marcha atrás al regreso de la Embajada paraguaya en Israel, de Jerusalén a Tel Aviv, el jefe de Estado prefirió poner paños fríos a la situación y tildó de “innecesario” el cambio de sede diplomática que había efectuado el gobierno de Cartes.

Fue durante un recorrido que realizó por la zona de obras en la ciudad de Natalio, donde inauguró varios tramos de rutas asfaltadas, en compañía del ministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens.

“Hago un llamado a la reflexión de las autoridades de Israel. Para mí son medidas apresuradas y se debe reflexionar, Paraguay no va a retirar su Embajada de Israel, vamos a seguir siendo solidarios con este pueblo en nuestras posiciones diplomáticas. Tenemos que respetar el derecho internacional. No podemos hacer nada fuera de la línea histórica de la diplomacia paraguaya, que es el respeto a las normas”, mencionó el titular del Ejecutivo al ser consultado sobre el punto.

No obstante, reiteró que “fue innecesario crear este conflicto, nuestra visión de gobierno fue siempre aferrarnos a la legalidad, no podemos por capricho de una o dos personas transitar por fuera del camino del derecho, abogamos por la paz entre Israel y Palestina”.

Al ser preguntado sobre las consecuencias de la medida adoptada por su Gobierno, manifestó que todos los mercados van a continuar abiertos. “Vamos a seguir contribuyendo y trabajando por nuestra amistad”, expresó.

LLAMADA. Según un comunicado de la Casa Blanca, el vicepresidente norteamericano Mike Pence alentó con contundencia al presidente Abdo Benítez a continuar con el compromiso previo de Paraguay de mudar la Embajada a Jerusalén como un signo de la histórica relación que el país ha mantenido tanto con Israel como con Estados Unidos.

“El presidente Abdo Benítez subrayó la duradera alianza de Paraguay con Israel y ambos líderes acordaron trabajar en busca de una solución integral y duradera al conflicto israelí-palestino”, añade la misiva.

Tras la decisión de Paraguay, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, respondió rápidamente con el anuncio de que cerrará su sede diplomática en Asunción y ya convocó a su embajador.

Dejá tu comentario