Mundo

EEUU busca en China un terreno de juego equilibrado para sus empresas

Esta es una de las reclamaciones de la anterior administración estadounidense, ya que las empresas extranjeras que quieren operar en el país asiático se suelen topar con restricciones.

Estados Unidos quiere lograr que sus empresas con presencia en China compitan con las compañías locales en igualdad de condiciones, aseguró ayer la vicesecretaria estadounidense de Estado, Wendy Sherman, antes de viajar a la ciudad nororiental china de Tianjín, en el marco de su visita al gigante asiático.

“Ha sido muy valioso conocer de boca de los miembros de la comunidad empresarial estadounidense las dificultades a las que se enfrentan en China. La Administración Biden-Harris está apretando para (lograr) un terreno de juego equilibrado para las compañías estadounidenses en China”, afirmó hoy Sherman a través de su perfil en la red social Twitter.

Esta es una de las reclamaciones de la anterior administración estadounidense, presidida por Donald Trump, ya que las empresas extranjeras que quieren operar en el país asiático se suelen topar con restricciones (muchos sectores de hecho les están vetados) y con compañías locales que cuentan con fuerte apoyo estatal, entre otros factores.

En otro mensaje aparte, Sherman transmitió las condolencias de Estados Unidos “a aquellos que han perdido a sus seres queridos en las graves inundaciones en la provincia de Henan”, en el centro de China y escenario de lluvias torrenciales en los últimos días que han resultado en la muerte de al menos 63 personas.

REUNIONES DE ALTO NIVEL. Está previsto que Sherman llegue hoy a Tianjín –procedente de Japón, Corea del Sur y Mongolia, como parte de su gira asiática–, y allí se reunirá con el viceministro de Asuntos Exteriores y encargado de las relaciones entre Estados Unidos y China, Xie Feng.

La poca información disponible sobre la visita apunta a que Sherman permanecerá en Tianjín hasta mañana, lunes, cuando es probable que mantenga un encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi.

La elección de la ciudad costera como punto de encuentro se debe, según expertos citados por la televisión estatal CGTN, a los esfuerzos de Pekín de reducir los riesgos de contagio en la capital china.

“No hemos recibido funcionarios extranjeros en Pekín en los últimos meses por la necesidad de controlar la pandemia”, aseguró a la cadena Da Wei, de la Universidad de Relaciones Internacionales de Pekín.

Las relaciones entre Pekín y Washington comenzaron a deteriorarse en 2018, cuando el ex presidente Trump inició una guerra comercial con China que después se amplió a campos como el tecnológico y el diplomático. Tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, el pasado mes de enero, ambos países han intentado reencauzar las relaciones, con un éxito marginal hasta la fecha.

Sin ir más lejos, esta semana, los dos países intercambiaron acusaciones de apoyar y dirigir ciberataques a nivel global, y China anunció sanciones a 6 estadounidense y una institución de la potencia norteamericana como respuesta a las emitidas el 16 de julio por EEUU contra 7 funcionarios chinos por socavar la autonomía de Hong Kong. Las anteriores ocasiones en que altos funcionarios chinos y estadounidenses se vieron las caras se remontan a abril cuando el enviado especial de EEUU para el cambio climático, John Kerry, se reunió en Shanghái con sus homólogos chinos.

Dejá tu comentario