Sucesos

Detienen y expulsan del país a capo mafioso que huyó de Brasil

 El líder del grupo delictivo Os Manos, de Río Grande Do Sul, Fabrizio Santos Da Silva, vivía en un lujoso departamento ubicado en un barrio cerrado. En Brasil le aguardan más de 70 años de encierro.

Fabrizio Santos Da Silva, alias Nené o Gurí, de 37 años, jefe de la organización criminal Os Manos de Río Grande Do Sul, Brasil, fue capturado ayer en un complejo cerrado de Hernandarias, y expulsado horas después.

Estaba escondido en una lujosa mansión, alquilada por Francisco Brítez, con antecedentes por narcotráfico en el 2002, y se movía con un documento de identidad brasileño falso, según el fiscal Manuel Rojas Rodríguez. La residencia está ubicada al borde de un lago artificial.

El jefe narco brasileño se encontraba durmiendo en la planta alta de la residencia, en el momento en que los agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas ingresaron a la vivienda y pudieron capturarlo, sin que ofreciera resistencia. En la residencia fueron encontradas dos mujeres, además del que alquiló el inmueble, en el momento del operativo.

El delincuente buscado en su país para purgar una condena de 70 años por diversos crímenes fue expulsado, vía Migraciones, y entregado a la Policía Federal del Brasil por los agentes de la Senad.

Su captura se produjo gracias a un intercambio de inteligencia entre la Policía Federal y la Senad, de acuerdo con el reporte de la institución paraguaya.

Alias Nené o Gurí tiene condenas por tráfico de drogas, homicidios, asaltos, que suman más de 70 años de pena privativa de libertad que debe cumplir en el vecino país.

Entre sus antecedentes se registra su detención en el año 2013 y una fuga en el año 2017 a través de un túnel de la prisión Central del estado mencionado.

Desde allí fue trasladado a una prisión federal, pero logró su arresto domiciliario en un condominio denominado Estancia Velha, con una tobillera electrónica en marzo de este año, aparato del que se despojó y huyó hacia el Paraguay, donde ingresó en forma clandestina.

El argumento para conseguir su arresto domiciliario fue que padecía de una enfermedad grave y podría infectarse del Covid-19 en prisión. El marginal es propietario de una estancia en Mato Grosso Do Sul donde buscaban lavar dinero del narcotráfico y operaba con la facción criminal Primero Comando Capital de San Pablo, en ese ámbito.

falso. “El usaba documento brasileño de contenido falso y hacía menos de dos meses que se alquiló la vivienda donde fue capturado”, afirmó el fiscal Rojas. Se lo expulsó porque en Brasil tiene condena por más de 70 años y en el Paraguay el delito de uso de documentos falsificado “tiene una pena mínima”, agregó.


Vulneró cierre de frontera sin drama alguno
La fuga de Fabrizio Santos Da Silva, alias Nené o Gurí, se produjo en junio de este año, en plena cuarentena obligatoria con cierre total de fronteras en el Paraguay.
Sin embargo, ello no fue impedimento para que el jefe narco se refugiara en el país y se instalara en una lujosa vivienda de un exclusivo barrio cerrado, con la ayuda de sus “colegas” locales.
“Él usaba documento brasileño de contenido falso y hacía menos de 2 meses que se alquiló la vivienda donde fue capturado”, afirmó el fiscal Rojas Rodríguez.
El agente dijo que se decidió expulsarlo porque en el Brasil ya tiene condena por más de 70 años “y en el Paraguay el delito de uso de documentos falsificado tiene una pena mínima”.


Dejá tu comentario