Interior

Derriban construcciones irregulares en franja de protección del Acaray

Está ubicado en la zona del kilómetro 8, donde se construye la costanera de Ciudad del Este. La Policía Municipal, Área Urbana y la Dirección Jurídica ejecutaron la resolución de la Intendencia.

Tres construcciones irregulares levantadas en la franja de dominio del lago Acaray, en la zona del kilómetro 8, en el sector donde actualmente se encuentra en plena ejecución la futura costanera de Ciudad del Este, fueron recuperadas ayer por disposición de la Intendencia Municipal y del Juzgado de Faltas Municipales.

Pese a que se solicitó el apoyo de la Policía Nacional, no se contó con la cobertura de seguridad correspondiente, por lo que la operación fue resguardada por agentes de la Policía Municipal. Es así que se dio cumplimiento a la resolución 3870, por la que se dispone la recuperación de la finca número 16.356, ubicada en la fracción Vista del Lago.

Los ocupantes están identificados como Andresa Irala de Griff, Ángel Inocencio Arzamendia y Catalina Mallorquín de Ojeda. Fueron notificados de la decisión municipal, hasta que se dio cumplimiento ayer al oficio número 108, emanado del Juzgado de Faltas Municipales Primera Sala. La denuncia fue realizada por la Dirección de Área Urbana, División de Catastro sobre transgresión a la ordenanza municipal número 07/99 Junta Municipal y la ley 3966/10 Orgánica Municipal.

“Se cumplió una orden, en el marco de una causa que se inició meses atrás, donde se agotó todos los procedimientos legales administrativos, que posteriormente fue avalado por el intendente municipal (Miguel Prieto) a través de una resolución IM, que le faculta la ley para la recuperación de los espacios públicos”, explica la abogada Nidia Silvero de Prieto, directora Jurídica de la Comuna local.

DESCANSO. Explicó que fueron demolidas tres viviendas, ubicada a metros del lago Acaray, que impedía la continuidad de la obra de la Costanera, en plena ejecución. Un fuerte dispositivo de efectivos de la Policía Municipal acompañó el procedimiento. Una máquina topadora realizó el trabajo pesado de derribar las viviendas, acompañadas de cuadrillas de obreros municipales, que procedieron a sacar todos los mobiliarios que quedaron a disposición de los propietarios.

La asesora jurídica señaló que no se trata de personas de escasos de recursos, sino que de gente de buen pasar que utilizaba estas construcciones como casa quinta, un lugar de descanso, aprovechando la privilegiada vista que se tiene del lago Acaray. “Hay otra que parece que se explota comercialmente en época de verano. Lo que quiero significar, sin ninguna animadversión, es que ninguna de estas personas que ocupaban ilegalmente este espacio, son personas indigentes, ni personas necesitadas y vulnerables. Son todas personas muy pudientes”.

La asesora jurídica dijo que en algún momento se tenía que recuperar estos inmuebles invadidos irregularmente hace mucho tiempo. “Nos tocó a nosotros esta tarea, pues hablamos de terrenos que pertenecen a toda la comunidad. Lastimosamente en los últimos 20 años fueron enajenadas plazas, calles, tenemos el caso del predio municipal de 9 hectáreas y nosotros estamos en el afán de lo que es de la ciudadanía, para la ciudadanía”.

Dijo que las construcciones demolidas estaban parando las obras de la futura costanera del lago Acaray. “No podía proseguir porque teníamos a estas personas aquí y esta obra debe seguir”.

Dejá tu comentario