País

Denuncian que Rectorado UNA aplica criminal recorte a fondos de Clínicas

 

De “acto criminal” calificaron representantes de seis sindicatos del Hospital de Clínicas a la medida adoptada por el Rectorado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA): Redujo en un 32% el presupuesto 2020 de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM).

Además, mediante una acción de inconstitucionalidad, la rectora de la UNA, Zully Vera, podrá “echar manos” a G. 12.000 millones que estaban “comprometidos” a ser asignados este año para cargos vacantes en esa casa de estudios. “No vamos a permitir este acto criminal y negligente del Rectorado con sus unidades académicas, que quieren despojarle lo poco de presupuesto que tiene Clínicas que, de por sí, ya es deficitario”, expuso el Lic. César Méndez, líder del Sindicato de Trabajadores del Hospital de Clínicas (Sitrahc), ayer, en compañía de otros dirigentes.

Ocurre que el Rectorado y el Consejo Superior Universitario (CSU) interpusieron dicha acción judicial contra el artículo 22 de la Ley de Presupuesto que “blindaba” los fondos destinados a Ciencias Médicas y el hospital-escuela.

“Quieren utilizar nuestros cargos vacantes 2019, con eso se podría contratar más médicos, enfermeros y personal de blanco y de limpieza. Hay compañeros que han concursado para nombramiento y promoción y hoy quieren llevar esos recursos para nivelación docente en otras unidades académicas de la UNA”, disparó sobre la cuestión de fondo del recurso jurídico.

Así, tanto la rectora como los decanos tendrán “manos libres” –dijo– para disponer de los fondos que antes estaban asegurados a la compra de medicamentos, insumos y mantenimiento en Clínicas.

“Para el 2020, están planeando recortarnos G. 31.000 millones que van a afectar en insumos, medicamentos, reactivos, mantenimiento de los equipos biomédicos, las construcciones”, enumeró.

Incluso, solicitaron una ampliación de G. 92.000 millones para el siguiente ejercicio fiscal. “No sé cuál es la intención del Rectorado, porque con este presupuesto deficitario se han cerrado camas en clínica médica, en terapia intensiva, en el área de niños, neonatos por falta de insumos y de medicamentos. Y si ahora nos cortan se van a cerrar muchos más servicios”, advirtió.

HUELGA. Es así que anunciaron que están “en pie de guerra” y ya tienen fecha para una eventual huelga. “Desde el 15 de julio iniciamos una huelga por 30 días, pero irá por tiempo indefinido si sigue esta intención de la rectora”, refirió Méndez al recalcar que instan a la mediación del ministro de Hacienda, Benigno López; del presidente, Mario Abdo Benítez, y del Congreso, para frenar “esta aberración”, dijo. La rectora de la UNA indicó a ÚH que daría una explicación sobre el polémico recorte, mediante su director de finanzas, pero no devolvió el llamado.

Dejá tu comentario