País

Denuncian que la merienda escolar que distribuye Central “da pena”

En la primera semana de distribución ya llegan reclamos sobre la calidad de los productos de la Gobernación a cargo de Hugo Javier. El presupuesto adjudicado es de G. 165.000 millones.

Unos pocos palitos, algunos en curuvicas, acompañados de cartones de leche, es lo que entrega como parte de la merienda escolar con recursos del Fonacide, la Gobernación de del Departamento Central, según denuncias realizadas a esta Redacción. Además, mencionan, el complemento nutricional se comenzó a distribuir recién a días del cierre de la primera etapa. “Esto más la leche es lo que se está entregando desde ayer, da pena”, dice una de las denunciantes.

El reclamo apunta igualmente a que el gobernador –conocido como el número 2, Hugo Javier González– aprobó la adjudicación a las ofertas más caras. La Ley 4758/12, que crea el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), establece que si se cumplen los requisitos contractuales, debe primar la oferta menor en las adjudicaciones. La diferencia sería superior a los G. 1.100 millones en comparación a las ofertas de precios menores.

Los directores de instituciones educativas de este departamento, quienes prefieren el anonimato por temor a represalias, también indicaron que el tamaño de las chipitas disminuyó bastante, además de los palitos, con respecto a años anteriores.

MÁS RECLAMOS. La cantidad de kits de la merienda no condice con la matrícula de las escuelas, asegura el profesor de Itá, Nery Arca, representante de la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP-Auténtica), en Central. En su escuela, el año pasado estaban inscriptos 250 alumnos. Este 2021 tienen 310, por lo que 60 estudiantes quedarán “bajo la mesa”.

En otras instituciones educativas, los faltantes corresponden a 10 o 15 escolares en la misma situación.

El educador agregó que en la comunidad también llamó la atención el tamaño y la cantidad de los palitos y de la chipita piru. “La entrega se da muy tarde, ya casi al final de la etapa; sin embargo, siguen dando con los datos de la matrícula del 2020. Nosotros actualizamos cada mes mediante el Registro Único del Estudiante (RUE)”, agregó.

Los docentes y padres de familia de distintos distritos realizaron al menos tres protestas para que la Gobernación distribuya lo que corresponde al programa de alimentación escolar.

RESPUESTA. La responsable de Alimentación Escolar en Central, Fátima Estigarribia, aseguró que el tamaño en los palitos y chipitas se modificó tras una encuesta a los estudiantes, quienes se quejaban del tamaño de estos productos. Defendió la calidad de los productos, pero expresó que realizarán verificaciones ante el Instituto Nacional de Tecnología (INTN).

“Se hizo la adjudicación a los productos de mejor calidad, pero nosotros igual hacemos auditorías aleatorias. Lo que no encontramos en un primer chequeo fue que los insumos lleguen en curuvicas o pedazos”, dijo la funcionaria. Recién desde el lunes llegaría a los estudiantes.


A los alumnos de mi escuela no se les consultó si están o no conformes con los productos antes de la licitación. Nery Arca, dirigente de la OTEP-A.

El tamaño de los palitos y las chipitas cambió a pedido de los alumnos, les hicimos una encuesta. Fátima Estigarribia, de Gobernación de Central.

Dejá tu comentario