Mundo

Del bastón al exoesqueleto: Una nueva tecnología de apoyo

 

EFE
GINEBRA - SUIZA
La “tecnología de apoyo” o innovaciones que ayudan a las personas a superar las discapacidades es uno de los sectores que está registrando un avance más rápido en los últimos años, aunque éste se concentra especialmente en países como China o EEUU, señala un informe presentado hoy por Naciones Unidas.

El estudio, elaborado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y basado en las patentes que se registran en el sector, muestra que unos mil millones de personas usan algún tipo de tecnología de apoyo, desde las más simples (unas gafas o un bastón) a las más complejas, como exoesqueletos o robots asistentes.

Esa cifra se duplicará hasta los 2.000 millones de personas a lo largo de esta década, subrayó en la presentación del informe el director general adjunto de la OMPI para propiedad intelectual e innovaciones, Marco Alemán, quien señaló que multinacionales como Google, IBM o Microsoft están entrando con fuerza en el sector.

Tres de cada cinco productos innovadores en esta tecnología ya han superado las fases de prueba, y uno de cada cinco ya está siendo comercializado, destaca un informe, en el que se indica también que el mercado está lejos de saturarse (solo una de cada diez personas tienen acceso a las tecnologías de apoyo que necesitan).

nuevo interés. La principal autora del estudio, la experta Irene Kitsara, subrayó que a lo largo de la próxima década podrían popularizarse en este sector productos como las interfaces cerebro-máquina, que son aquellas tecnologías capaces de usar ondas cerebrales para dar órdenes a diferentes máquinas.

“Hay mucho interés en ese sector, que permite controlar aparatos tales como ordenadores o celulares, y las grandes compañías ya han anunciado su intención de avanzar ese camino”, subrayó la especialista en propiedad industrial e innovación.

Como ocurre en otras tecnologías punta, Europa parece algo rezagada con respecto a Estados Unidos y Asia: China es el principal origen de las patentes que se registran en la OMPI en este sector, seguida de Estados Unidos, Alemania, Japón y Corea del Sur.

Si se tiene en cuenta aquellas patentes con origen académico, el dominio de China es aún mayor, ya que 20 de las 25 universidades que lideran la clasificación son del gigante asiático, solo dos estadounidenses, y Corea del Sur, Rusia y Japón tienen una cada una, destacó Alemán.

Estas tecnologías en ocasiones varían su principal clientela objetiva: Los exoesqueletos, por ejemplo, inicialmente se desarrollaron para uso militar, y de la misma manera los dispositivos de interfaz cerebro-máquina, que pueden ayudar a personas con parálisis cerebral, también pueden utilizarse por el público general para aplicaciones en videojuegos o telecomunicaciones.

Las innovaciones en tecnologías de apoyo también incluyen mejoras y accesorios en productos ya consolidados desde hace décadas, como asientos o ruedas de sillas de ruedas ajustadas para distintos terrenos, alarmas de entorno o dispositivos con braille.

Dejá tu comentario