05 mar. 2024

Cumbre del Mercosur no convence a Uruguay de actuar en conjunto

Argentina asume presidencia temporal del bloque. Se mantiene discrepancia con el Uruguay que frente a los otros tres países fundadores busca encarar unilateralmente negociaciones extrazona.

Comienza la Cumbre de Presidentes del Mercosur en Montevideo_39477183.jpg

Montevideo. El vicepresidente de Brasil, y los presidentes de Argentina, Uruguay y Paraguay en primera fila, y cancilleres.

Los discursos de los presidentes de Argentina y Paraguay y del vicepresidente del Brasil, ayer, en Montevideo coincidieron en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur a favor de que se respete el principio del diálogo en el bloque, de respetar el proceso de integración y actuar en bloque, ante la solicitud de Uruguay de adherirse, sin el consenso de los otros Estados Parte, al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico y de iniciar las negociaciones de un tratado de libre comercio con China.

Durante su discurso en la sede del Mercosur, en Montevideo, el presidente anfitrión, Luis Lacalle Pou, se refirió a la vocación que tiene su país por “abrirse al mundo” e invitó a los demás integrantes del bloque a acompañarlo.

“Por supuesto que si vamos en grupo es mucho mejor. Por supuesto que si le ofrecemos al mundo un mercado como el de los cuatro países vamos a tener mucho mayor poder negociador. Eso es lo que buscamos”, indicó.

Dijo que su país está negociando con China para poder rubricar un tratado de libre comercio e indicó que cuando llegue a esa instancia mirará al costado para impulsar a Argentina, Brasil y Paraguay a que sigan sus pasos. Es decir, Uruguay seguirá avanzando solo.

Por su parte, el presidente argentino, Alberto Fernández, dijo en su primer discurso que la solución a los problemas del Mercosur no es que cada uno haga “la propia” y llamó a “respetar las reglas” del bloque.

“A mí me importa más comerciar con Brasil, me importa mucho más comprarle más a Uruguay que comprarle a países extrazona, me importa más comprarle a Paraguay, a Bolivia, a Chile, a Colombia, antes que a países extrazona y es eso lo que en todo caso tenemos que sentarnos a discutir, no ver el modo de que cada uno tome impulso propio”, remarcó.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, también pidió a su par uruguayo que “antes de culminar ningún tipo de proceso” comparta con el resto de Estados miembros del Mercosur “el proceso de negociación”, algo que le parecería “un camino aceptable”.

Argentina asumió ayer la presidencia pro tempore del Mercosur con la intención “de trabajar mucho en resolver las asimetrías” en el semestre que le toca encabezar el bloque.

La 61ª Cumbre fue precedida por una tensión tras la advertencia que le hicieron Argentina, Brasil y Paraguay a Uruguay de que tomarían medidas en caso de que este país insista en negociar un acuerdo de libre comercio fuera del bloque.

Sin embargo, aunque permanecen las discrepancias, se seguirá con el diálogo y la búsqueda de consenso.

Al tomar las riendas del Mercosur, el presidente argentino celebró que el objetivo de su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, es ver cómo se mejora la situación.

“Más allá de cualquier diferencia me gusta oírte decir, Luis, que finalmente el objetivo no es romper nada, sino ver cómo mejoramos la situación y en eso tengo que ayudarte”, expresó dirigiéndose a Lacalle Pou.

Fernández dijo que, más allá de los discursos deberían darse “un tiempo para el debate” y enfatizó que esto es algo que debería cambiar para la próxima instancia ya que es “enriquecedor”.

La solución a los problemas del Mercosur no es que cada uno haga “la propia”. Que cada un tome impulso propio. Alberto Fernández, presidente de Argentina.

Estamos dispuestos a negociar dentro del bloque y cumpliendo siempre la regla del consenso. Hamilton Mourão, vicepresidente del Brasil.

Uruguay va a compartir el proceso de negociación con el bloque, antes de tomar una decisión.Mario Abdo Benítez, presidente del Paraguay.

Por supuesto que si vamos en grupo es mucho mejor y si ofrecemos al mundo un mercado como el de los 4 países. Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.