Economía

Critican que planes oficiales sean mero parche ante la actual crisis

Si bien constituirá una ayuda inmediata a algunos sectores, referentes de gremios indicaron que las medidas de reactivación económica anunciadas ayer por el Gobierno deben ir más allá y plasmar en la realidad ese nuevo empuje, porque varias de las iniciativas se centran en planes tan solo a dos meses y poco más, primordialmente.

ÚH consultó con Luis Tavella, de la Federación Paraguaya de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), para quien la pregunta sustancial ahora es qué pasará con los créditos, especialmente para el segmento al que representa.

“El Fogapy está venciendo y ahora la situación económica no cambió. Hay sectores enteros que no trabajaron y ahora lo están haciendo a tan solo el 50% de su capacidad; se tenía la esperanza de cumplir con los créditos en este año y acceder a nuevo capital operativo, pero será muy difícil”, sostuvo.

Agregó que es el momento en que el Fisco y el BCP piensen en que la situación será crítica entre octubre y noviembre próximos, con emprendedores sobreendeudados; mientras que la banca matriz no puede retraer la economía, ya que eso no detendrá la inflación, producida por factores externos, como el precio del combustible, según dijo.

“Estamos viendo medidas parche, pero no posibilidad de reactivar la economía. Necesitamos capital operativo, préstamos con periodos de gracia que permitan reconstruir las empresas”, apuntó.

Por su parte, la referente del sector gastronómico Aramí O’hara destacó que desde que se lanzó Fogapy no llegó del todo a las 200.000 Pymes prometidas, sino solo a 28.000. “Es mentiroso decir que va a llegar a más Pymes, nunca luego llegó ni al mínimo que querían llegar”, agregó.

1 MEDIDAS DE CONTINGENCIA ANUNCIADAS POR EL GOBIERNO.png

La realidad es que no todos los entes financieros tienen Fogapy, según dijo: Cuando se lanzó, la tasa mínima fue de 8,9% y hoy es 12,5%, “eso no es un crédito blando ni de recuperación ni de reactivación. Algunos están dando a 12 meses, o bien a 36 meses, tres años. Estos parámetros, para llamar créditos de recuperación o de reactivación, son errados”, señaló igualmente.

La microempresaria sostuvo además que varias empresas ya tienen cancelado un Fogapy, pero con toda esta situación de la inflación, del tema de los aumentos de precios, salarios, están todas las Pymes en “figurita”, y representan el 80% de la fuerza del país. Pidió que se den números de cuántas empresas serán beneficiadas.

A su turno, Enrique Bendaña, titular del Centro de Regulación, Normas y Estudios de la Comunicación (Cerneco), refirió que no siempre se encuentran las soluciones ideales frente a una crisis.

“A partir de aquí, debemos sentarnos los gremios con las autoridades a ver cómo se puede mejorar la situación, ya que debemos hacer valer nuestro derecho a peticionar”, indicó el dirigente.

2 MEDIDAS DE CONTINGENCIA ANUNCIADAS POR EL GOBIERNO.png

“Medida será buena si se contiene el gasto oficial”

El presidente del Club de Ejecutivos del Paraguay (CEP), Jaime Egüez, abogó para que las medidas gubernamentales que buscan la reactivación afecten a una gran mayoría de los paraguayos, y no a ciertos sectores solamente.

A la par de mencionar que son muy necesarias las decisiones para paliar el efecto de la inflación y los dramas de la cadena logística mundial que impactan en el país, sostuvo que entre las decisiones a ser tomadas se contemple la imposibilidad de algún aumento del gasto en la estructura pública.

“No podemos tolerar más un recorte del sistema tributario; y se perciben iniciativas desde el Congreso que buscan disminuir los ingresos, aumentando los gastos innecesarios. Además, Paraguay no puede endeudarse más con el fin de salir de la crisis”, dijo.

Insistió en que el Gobierno debe tomar decisiones, independientemente de la situación electoral; y abogó para que no se sigan incentivando medidas que busquen aumentar el salario público, ya que –a la larga– los recursos que habían generado las binacionales, por ejemplo, cayeron últimamente y todos dependemos casi en su totalidad de la recaudación tributaria.

“No podemos castigar a un sector que aporta; se necesita de una política de contención de gastos y fomentar las matrices de producción. Además, hay que focalizarse en la capacidad de otorgar créditos; ya que la banca matriz irá progresivamente a la condición prepandémica con sus tasas”, destacó el empresario.

Reconoció también que el acceso al crédito es ahora a un costo mayor, pero que con eso se pretende amainar la inflación, y que será una tarea titánica desde el BCP.

“No son creíbles las decisiones”

Las medidas anunciadas en la víspera por el Ejecutivo carecen de credibilidad, luego de cuatro años de corrupción e ineficacia, al decir de Gustavo Leite, ex ministro de Industria y Comercio en el gobierno anterior.

“Algunas acciones, como mantener el precio del pasaje, son hermosas, pero no nos cuentan cuánto va a costar esa medida a los contribuyentes. En síntesis, ninguna decisión será para reactivar la economía, sino para que el Gobierno no caiga”, expuso.

Además, invitó a evaluar cómo es que Paraguay está ahora tan mal actualmente en su economía, luego de que crecía hasta el 2018, con la menor inflación regional y menor pobreza, con desempleo decreciente y otros indicadores buenos.

Inexistente conducción de la economía y corrupción en la gestión son rasgos que, a su criterio, acompañaron a la actual administración.

“Debemos enfocarnos en cómo reactivar, a sabiendas de que el actual Gobierno nos dejará un Tesoro Público deprimido, con capacidad de endeudamiento topeada. Se necesita un gobernante nuevo que pruebe que no robó cuando estuvo en la función pública, además de liberar la fuerza de la economía para que el mercado tome el control de la reactivación económica”, indicó.

Temas

Dejá tu comentario