Política

Cristina Villalba ubica a sus familiares y amigos en varios cargos públicos

La hija de la legisladora está como aprendiz en Itaipú, mientras que su sobrina María Antonieta Villalba es directora regional de Salud por Canindeyú. Maneja los hilos del poder en la zona Norte del país.

La diputada colorada Cristina Villalba  logró ubicar a sus amigos y parientes  en la función pública, gracias a la  afinidad que mantenía con  el presidente Horacio Cartes.

Los tentáculos de la legisladora le valieron para acumular un inmenso poder político a tal punto que casi todos los intendentes colorados de Canindeyú le responden, así como el gobernador del departamento, Alfonso Noria, y hasta los cuadros policiales de la zona.

La legisladora entró en la polémica a raíz del asesinato del periodista corresponsal de Curuguaty, Pablo Medina, y su asistente Maribel Almada Chamorro. Villalba fue acusada de brindar protección al intendente colorado de Ypejhú, Vilmar Neneco Acosta Marqués, prófugo de la Justicia tras ser considerado como el principal sospecho del asesinato del trabajador de prensa. Además, en allanamientos realizados en la estancia del intendente encontraron un campamento y centros de acopio de marihuana.

el poder. Antes de estar en el ojo de la tormenta, Cristina era considerada en el círculo político de Cartes como una de las más leales al mandatario. Integró el grupo de nueve gobernadores que catapultó a Cartes a la política. Inclusive operó para presidir la Cámara de Diputados a inicio de este periodo, pero no logró el consenso necesario en la propia bancada colorada.

Esa posición de cercanía al jefe de Estado facilitó que Villalba pueda ubicar a su hija de 23 años en Itaipú. Se trata de Silvia Juliana Abente, quien está en el departamento administrativo bajo la categoría de "aprendiz". La joven, que tiene un ingreso de G. 4.500.000, trabaja directamente con Arturo Giménez Gallardo, quien responde a directivas políticas del senador Juan Carlos Galaverna.

salud. Otro familiar que también ocupa un cargo de decisión en el departamento es María Antonieta Villalba, directora regional de salud en el Departamento de Canindeyú. Esta es hija del intendente colorado de la Paloma, Carlos Villalba, hermano de la diputada. Las versiones que surgieron hablaban de que Neneco estaría escondido en la estancia de Carlos.

El cargo que ocupa María Antonieta es estratégico en salud, porque se encarga de los consejos locales y del manejo de personal en la zona.

Cristina maneja los hilos del poder en Canindeyú. Los intendentes le responden, incluso el gobernador, a quien apadrinó para que llegue al cargo.

Fue el gobernador quien movilizó días atrás a sus bases para defender a Villalba, acto que generó ronchas dentro de la ANR y fue desautorizado incluso por la misma titular del partido, Lilian Samaniego.

Dejá tu comentario