24 feb. 2024

Crece la inversión en ciencia y tecnología, pero aún se está muy lejos de lo ideal

En su último reporte sobre las estadísticas e indicadores de ciencia y tecnología de Paraguay, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) remarcó que la inversión en estos campos y en investigación y desarrollo (I+D), en comparación con el producto interno bruto (PIB), tuvieron un repunte, pero aún se está bastante lejos de la meta ideal, si se consideran las inversiones de otros países de la región.

En el 2012 Paraguay apenas invertía 0,09% del PIB a I+D, pero el año pasado se trepó a 0,13%. Asimismo, en el 2015 las apuestas a las actividades científicas crecieron a 0,36%, siendo que en el 2014 equivalían a 0,31%.

En montos, la inversión en I+D para el 2015 fue de G. 182.333 millones (USD 34,8 millones). En el 2014 había sido de G. 142.361 millones (USD 31,4 millones).

Para ciencia y tecnología, los recursos destinados el año pasado fueron G. 513.809 millones (USD 98,2 millones). El año antepasado se invirtieron G. 431.128 millones (USD 95,3 millones).

La inversión en ciencia y tecnología por habitante ascendió de 4,73 dólares a 5,16 dólares. Asimismo, el número de investigadores aumentó de forma proporcionalmente mayor al monto total en I+D invertido en el 2015, con respecto al 2014. Por este motivo es que se observa un descenso en el indicador de inversión por investigador, que pasó de USD 20.760 (2014) a USD 18.970 (2015).

Falta. Luis Alberto Lima, presidente del Conacyt, mencionó que el año pasado también hubo un aumento importante del PIB, por lo que significa que la inversión en actividades científicas se ha duplicado desde el 2012.

“Es un esfuerzo grande, pero no es suficiente para lo que se necesita. Nosotros creemos que para llevar al país a un salto cualitativo habría que invertir alrededor de USD 200 millones por año y ahora estamos invirtiendo alrededor de USD 80 millones”, indicó.

Aclaró que estos indicadores incluyen a todas las actividades de ciencia y tecnología realizadas en el país, por lo que se incluye a empresas privadas y no se trata solo de la inversión de los fondos del Conacyt, que son inferiores.

El promedio de inversión en Latinoamérica para el área de ciencia y tecnología es de 0,7% del PIB, por lo que Paraguay aún está muy por debajo, recalcó.

A propósito, la institución se mostró conforme con el presupuesto asignado para 2017, el cual tuvo un incremento de G. 18.506 millones; por ende, no se realizó el pedido de aumento presupuestario.

Premio. Por otro lado, Conacyt organiza la primera edición del Premio Nacional a la Calidad, que busca reconocer a las empresas más eficientes.

Se prevé tener el listado de compañías ganadoras el 30 de setiembre y la premiación se haría en la última semana de octubre, según los organizadores.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.