Interior

Crece el malestar en CDE por lenta distribución de bolsas de alimentos

En muchas parroquias no llegan aún los kits en la cantidad necesaria y en otras, como la del kilómetro 7, no recibieron nada, por lo que con aportes voluntarios habilitan una olla popular.

Crece la necesidad en todos los sectores y el reclamo ciudadano también se multiplica debido a que desde la Municipalidad de Ciudad del Este se habla de que están distribuyendo 25.000 bolsas de alimentos a través de las parroquias de la Iglesia Católica.

Esta situación genera la reacción de los vecinos, que leen una cosa en los comunicados de la Comuna, pero se encuentran que en las parroquias no se tiene nada que repartir. Este es el caso de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, a la que desde la semana pasada prometieron traer los alimentos para distribuirlos en las 10 capillas que dependen de ella, pero hasta ayer no pasaron de la promesa.

Ante la falta de respuesta, el padre Fulgencio Ferreira relató que empezó a dialogar con varios sectores de la comunidad del barrio Ciudad Nueva, y a nivel de voluntarios y aportes comunitarios a partir de hoy están habilitando una olla popular y la intención es distribuir 300 platos por día hasta llegar a 1.000 platos por día en las diez capillas. Ferreira ofreció las instalaciones de su parroquia como segundo punto de distribución de manera a cubrir la necesidad de la zona sur de la ciudad, pero no obtuvo respuesta. “Prefiero ser parte de la solución y no del problema, por eso estamos iniciando desde mañana (hoy) una olla popular para tratar de llevar un plato de comida a la gente más necesitada; la situación en hogares de nuestra comunidad es crítica”, relató.

EN FALTA. Por su parte, el padre Fabio Recalde, cura párroco de la parroquia Espíritu Santo del Área 4 y vocero de la diócesis, dijo que en cada parroquia, además de las listas que se tienen, aparecen más personas con necesidad de alimentos. “Entonces se decidió llegar casa por casa, entregando las kits de alimentos, por supuesto que allí se multiplicó la cantidad sobre las listas que se tienen en la comunidad”, indicó.

Sostuvo que además se necesitan muchas personas para que vayan repartiendo y es allí donde empezaron los problemas, porque, aseguró, que como Iglesia están haciendo un servicio a la Municipalidad y no se pudo repartir todo. Dijo que ya se llegó a tres parroquias donde se repartieron más de 1.000 bolsas en cada una. “Nos dicen que faltan productos, y poco vale la pena llevar la bolsa si no está completa. Por eso es este pequeño atraso y no estamos pudiendo llegar a todas las comunidades, pero, reiteramos, nosotros los párrocos no tenemos los kits de alimentos, que eso sea claro también para la gente. Nosotros solo le estamos ayudando como parroquias”.

Dijo que, como consecuencia, en algunas parroquias se están preparando ollas comunitarias. “La gente colabora entre vecinos y ya en varios lugares se está preparando”. El sacerdote dice que el intendente Miguel Prieto puso en su perfil en redes sociales que son las parroquias las que distribuyen los kits. “No queremos retroceder, porque estamos unidos con nuestra gente más necesitada y no queremos cortar comunicación con la Comuna y queremos seguir insistiendo en trabajar con ellos, pero que ellos también sean claros y digan estamos llevando a tal lugar los alimentos”, manifestó.


Finalizaría antes una ruta en Caaguazú
La pavimentación del tramo Nueva Toledo- Vaquería, en el Departamento de Caaguazú, registra un buen ritmo de trabajo; la obra podría terminar antes del plazo de 12 meses.

Dejá tu comentario